Lunes, 16 de Julio de 2018

Heliot Ramos está feliz y sorprendido

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 15 de julio de 2018

En apenas su segunda temporada en el béisbol organizado en ligas menores, y su primera completa, el jardinero maunabeño Heliot Ramos ya está llamando la atención como lo demuestra su inclusión en el Juego de Futuras Estrellas, en el que participará este próximo domingo en Washington como el único boricua

En apenas su segunda temporada en el béisbol organizado en ligas menores, y su primera completa, el jardinero maunabeño Heliot Ramos ya está llamando la atención como lo demuestra su inclusión en el Juego de Futuras Estrellas, en el que participará este próximo domingo en Washington como el único boricua.
Y el hecho de que haya sido escogido sin tener necesariamente los mejores números, habla del reconocimiento que le está haciendo el béisbol por su potencial.
Su agente, Willie Joe Ronda, fue el primero en reconocer el lento inicio de temporada de su cliente, que fue escogido en la primera ronda, turno 19, por los Gigantes de San Francisco en el sorteo de novatos de 2017. Pero Ronda dijo que para Major League Baseball no solo importan las estadísticas, sino la proyección que tengan estas futuras estrellas. Al momento, Ramos batea .246 con seis cuadrangulares y 28 carreras empujadas, cuarto mejor en su equipo de los GreenJackets de Augusta en ambos renglones. Además está sexto en la South Atlantic League en dobletes, con 19, y es el segundo en su club en total de extrabases con 27, y el tercero en hits con 75.
"Me sorprendió, no me esperaba eso", dijo Ramos en entrevista telefónica con El Nuevo Día, en alusión a su inclusión en el partido. "Porque sinceramente es mi primer año, mi primera temporada full. Es la primera oportunidad que tengo y no esperaba que me invitaran así tan temprano para ese evento. Y como empecé lento…", dijo Ramos, de 18 años.
"Es algo que quería lograr y es algo que cualquier pelotero de liga menor anhela además, de llegar a Grandes Ligas", agregó en torno a lo que será su participación en el partido especial como parte del equipo del mundo, que será dirigido por el otrora bateador designado de los Medias Rojas de Boston, David Ortiz, y que enfrentará a un conglomerado exclusivamente de Estados Unidos.
Ramos, el puertorriqueño con la segunda mayor bonificación en la historia del draft, al firmar por $3.1 millones, tuvo en efecto una lenta arrancada esta temporada, luego de quemar la liga en la Clase Rookie en 2017 con bateo de .348 y seis cuadrangulares con 27 carreras empujadas en solo 35 partidos.
Este año, en Clase A, su producción ha tardado en aparecer. Pero en lo que va de julio ha bateado de hit en ocho de los últimos 10 encuentros. Sin incluir la acción de ayer, llevaba cuatro partidos en línea con al menos un imparable y promedio de .467 con tres carreras anotadas y cuatro remolcadas en ese breve lapso.
"Estoy trabajando y estoy mejorando. Cogiendo buenos turnos y volviendo a donde se supone que esté", indicó Ramos antes de hablar sobre lo que le sucedió al principio de esta temporada. "Intentaba hacer los ajustes, pero no me salía lo que era. Pero seguí trabajando, pensando y buscando videos míos. Me veía y Willie Joe por el otro lado me ayudaba, más los hitting coaches de aquí, que siempre me están ayudando. Ahí pude salir a flote".