Domingo, 18 de Noviembre de 2018

"El desmontaje de los Pereira": Derroche de histrionismo opaca su contenido

ChileEl Mercurio, Chile 17 de noviembre de 2018

Es el cuarto montaje del colectivo Equipo Teatro, que también ha estado a cargo de la web serie "Los buenos cabros".

Es el cuarto montaje del colectivo Equipo Teatro, que también ha estado a cargo de la web serie "Los buenos cabros". Pablo Greene es el director y autor de "El desmontaje de los Pereira", estrenada a fines del año pasado y que ahora vuelve a la cartelera en una breve temporada al Teatro Camilo Henríquez, dentro de un ciclo dedicado a la dramaturgia juvenil.

Aquí se presenta a una disfuncional y delirante familia de clase media que reside en la comuna de Macul. El grupo lo componen la madre (Katyna Huberman), la abuela (Ana Reeves) y los tres hijos: Juan (Mario Ocampo), Jack (José Antonio Raffo) y Rose (Valentina Parada). Juan abandona la casa y después de no mantener contacto con los suyos durante ocho años decide regresar, porque quiere ser alcalde de San Miguel y requiere de su apoyo para presentarse ante la prensa. Para eso deberán actuar y aparentar lo que no son. Claro que ahora hay un nuevo integrante en la familia, un hijo adoptado que no es precisamente un niño, sino un abuelo (Felipe Rojas).

En clave bizarra y estética cómic, la obra desarrolla un humor negro para hacer una crítica social que se queda más bien en pinceladas. Los actores, en su mayoría, realizan un excesivo despliegue escénico marcado por los múltiples movimientos y extrema gestualidad. Los agotadores diálogos -varios de ellos inspirados en letras de canciones- están sobrecargados de innecesarios garabatos.

En el elenco, fuera de la fogueada Ana Reeves, resalta Mario Ocampo como el arribista hijo mayor, quien emplea y proyecta muy bien su voz.

"El desmontaje de los Pereira" apunta a un público juvenil al hacer constantes referencias al mundo digital y a algunos hechos contingentes, lo que logra arrancar risas de ese segmento etáreo. Sin embargo, el derroche de histrionismo opaca su contenido.

En una escena, el actor que interpreta al periodista (Álvaro Valdebenito) dice: "Esta obra no va pa' ninguna parte". Improvisación o parte del texto que resulta acertado. Pese al frenético ritmo físico y de la palabra, se hace algo larga y carente de mayor sentido.

Teatro Camilo Henríquez. Miércoles a sábado a las 20:00 horas. Hasta el 14 de julio.