Lunes, 16 de Julio de 2018

No habilitarán sumas no remunerativas en las paritarias

ArgentinaLa Nación, Argentina 15 de julio de 2018

El Gobierno pretende así recaudar la totalidad de los aportes a la seguridad social

A partir del mes próximo, justo cuando comience la etapa de revisión de las paritarias por la escalada inflacionaria, las cámaras empresariales y los sindicatos no podrán acordar sumas no remunerativas. Así lo dispuso ayer el Gobierno mediante un decreto publicado en el Boletín Oficial, cuya finalidad será recaudar los aportes y contribuciones a la seguridad social sobre la totalidad de los salarios.
En las negociaciones salariales son comunes este tipo de pactos. Casi sin excepciones, el pago de adicionales o bonos de fin de año, por ejemplo, es no remunerativo. Es decir, los empresarios no hacen frente a los gastos de cargas sociales y los sindicatos aceptan el monto sin retención alguna. Tanto en el kirchnerismo como en los primeros años del macrismo, el Ministerio de Trabajo hizo la vista gorda, a pesar de que existen tres fallos de la Corte Suprema que impiden este tipo de bonificaciones.
El decreto de ayer de Mauricio Macri reconoce que "en la dinámica de la negociación colectiva se observa que en diversos convenios colectivos y acuerdos salariales se otorgó carácter no remunerativo a determinados conceptos, cuando estos, por su naturaleza, revisten carácter remuneratorio".
En consecuencia, y "en resguardo de los recursos genuinos destinados a la seguridad social y a fin de garantizar la sustentabilidad del régimen previsional", se instruye al Ministerio de Trabajo a no dar curso ni homologar ni registrar esos acuerdos o convenios. Quedarán excluidas las empresas que estén encuadradas en el procedimiento preventivo de crisis de empresas, tendiente a la preservación del empleo. Además, el organismo que encabeza Jorge Triaca deberá activar una comisión técnica permanente sobre regímenes diferenciales, que estará a cargo de asesorar y resolver todas las cuestiones inherentes. "Es un primer paso tendiente a la consolidación de un sistema previsional más justo y equitativo para todos los trabajadores",
La suma no remunerativa suele ser un atajo para resolver las paritarias más complejas y les sienta con comodidad a los tres actores involucrados: el Gobierno, los empresarios y los trabajadores.
Al Gobierno, porque destraba así de manera más ágil el conflicto salarial y evita que derive en medidas de fuerza. Además, lo logra con un costo menor para las empresas, lo que le permitirá mantener los índices de empleo.
A los empleadores, porque pagan así menos impuestos y cargas sociales. Y hasta les podría servir como herramienta para negociar otro tipo de acuerdos, como por ejemplo la productividad. Y al trabajador, porque elude las retenciones de los aportes patronales (11 por ciento), de la jubilación (3%) y de la obra social (3%).