Viernes, 14 de Diciembre de 2018

Michetti: el alivio de no tener que desempatar y un par de cruces fuertes

ArgentinaLa Nación, Argentina 14 de diciembre de 2018

La presidenta del , , se sintió aliviada cuando confirmó que no tendría que cargar con el difícil papel de desempatar con su voto en un debate tan complejo como el del

La presidenta del , , se sintió aliviada cuando confirmó que no tendría que cargar con el difícil papel de desempatar con su voto en un debate tan complejo como el del . Firme detractora de la ley de legalización, Michetti no quería verse obligada a cristalizar su "voto no positivo". Sabía que su postura defraudaría a la mitad de una sociedad que se mostró polarizada con el debate y que, por esa razón, perjudicaría la imagen del Gobierno y del presidente .
A diferencia de lo que sucedió en aquella célebre sesión de 2008 cuando debió torcer la balanza en contra de la resolución 125, esta vez la sangre no llegó al río. Anoche el rechazo al proyecto de se impuso entre los legisladores con una diferencia irreversible.
Igualmente, la tranquilidad de Michetti estuvo a punto de sucumbir en la noche previa al debate. Fue cuando un grupo de senadores intentó, a último momento, impulsar un proyecto para despenalizar a las mujeres que se practican un aborto, una alternativa a la iniciativa de legalización para evitar que impere el rechazo liso y llano.
Cuando conoció estas elucubraciones de un sector de Cambiemos, la presidenta del Senado se reunió con el presidente del bloque del PJ, . El legislador le aseguró que esas maniobras no prosperarían. Pichetto sabía que este plan alternativo no reunía tampoco una mayoría de votos. Además, el rionegrino no es muy afecto a introducir, de buenas a primeras, proyectos que no hayan tenido un debate previo en la comisión.
Con el compromiso de Pichetto, Michetti respiró tranquila. Aunque se sentía algo engripada, no quiso perderse el debate, en el que tuvo altercados con la senadora mendocina Pamela Verasay y con el formoseño .