Jueves, 15 de Noviembre de 2018

Así es Lyme, la enfermedad que padece Avril Lavigne

ColombiaEl Tiempo, Colombia 15 de noviembre de 2018

CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ ASESOR MÉDICO DE EL TIEMPO @SaludET
"He decidido ser sincera y abierta sobre mi lucha, y más vulnerable que nunca

CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ ASESOR MÉDICO DE EL TIEMPO @SaludET
"He decidido ser sincera y abierta sobre mi lucha, y más vulnerable que nunca. Continúo luchando la batalla de mi vida", dijo la cantante Avril Lavigne, al comunicarles a sus seguidores que en el 2014 adquirió la enfermedad de Lyme. Se trata de un mal que, aunque extraño, también lo han enfrentado la también cantante Thalía y los actores Richard Gere y Alec Baldwin. Avril, de 33 años, manifestó que se sentía como si se estuviera ahogando. "Acepté la muerte, podía sentir que mi cuerpo se cerraba", manifestó sobre los síntomas. ¿De qué se trata esta enfermedad? ¿Es tan grave como para que la famosa artista canadiense haya expresado que aceptaba la muerte? Para empezar, la enfermedad de Lyme es una afección producida por las bacterias Borrelia burgdorferi y Borrellia mayonii, que de acuerdo con el infectólogo Carlos Álvarez, expresidente de la Asociación Colombiana de Infectología, son transportadas principalmente por las garrapatas de patas negras que tienen como huésped principal algunos ciervos (o venados) en el continente. El problema, explica Álvarez, es que estas garrapatas cuando jóvenes son tan pequeñas que es casi imposible detectarlas, por lo que pueden pegarse en los humanos sin ser percibidas. Para contraer esta enfermedad -que debe su nombre a Lyne, un pueblo de Connecticut, en Estados Unidos, donde en 1977 se describió en forma completa- es necesario que una garrapata infectada muerda a la persona para que la bacteria entre por la piel, llegue a la sangre y se disemine por todo el organismo. De acuerdo con la clínica Mayo, en Estados Unidos, es claro que la posibilidad de adquirir esta enfermedad está relacionada directamente con la cercanía de los mamíferos que pueden tener la garrapata. En dicho país, por ejemplo, las regiones noreste y central son endémicas, dada la alta concentración de ciervos con garrapatas de patas negras, por lo que en las temporadas de vacaciones se aumenta la incidencia; pero igual hay contagio en personas que tienen tareas relacionadas con áreas boscosas. Aunque los ciervos son el principal huésped de las garrapatas, Álvarez insiste que en las etapas tempranas estas también infestan ratones y otros roedores, los que se convierten en una reserva importante para el germen. El infectólogo agrega que para que una garrapata afecte a una persona con la transmisión de la bacteria, es necesario que esta permanezca adherida a la piel por más de 36 horas. "Si antes de dos días se retira el parásito de la piel, el riesgo de enfermedad es sensiblemente bajo", agrega Álvarez. Puede ser grave Los síntomas iniciales de la enfermedad de Lyme pueden ser ligeros y con frecuencia se ignoran. El dermatólogo César Burgos explica que en la mayoría de los casos el primer síntoma es una erupción a la piel conocido como eritema migratorio, que aparece en el lugar de la picadura. Esta erupción es sólida -sigue Burgos- y aparece entre los 3 y los 30 días después de la picadura y puede permanecer hasta cinco semanas sin que cause dolor ni rasquiña. El asunto, agrega el dermatólogo, es que puede haber muchas erupciones de este tipo y las zonas afectadas más comunes son los pliegues, como las axilas, la ingle y la nuca. Por su parte, el infectólogo Carlos Álvarez advierte que con este brote también pueden aparecer dolor en las articulaciones, escalofrío, fiebre y cansancio, que en muchos casos puede no requerir atención médica. Sin embargo, insiste el especialista, a medida que evoluciona la enfermedad de Lyme, puede desencadenar un cansancio severo, rigidez y dolor en el cuerpo, así como hormigueo, limitaciones para el movimiento y, en algunos casos, parálisis facial. Pero, sin duda, agrega Álvarez, los síntomas más graves aparecen varios meses o hasta años después de la picadura de la garrapata. "Aquí puede haber dolores intensos de cabeza, artritis, hinchazón, problemas en el corazón y complicaciones en el sistema nervioso central, que pueden formar parte de estos cuadros", asegura Álvarez. ¿Y el diagnóstico? Para detectar la enfermedad de Lyme se deben tener en cuenta los síntomas y la historia de exposición a la garrapata. Aunque hay algunos exámenes de sangre específicos, estos pueden no ser positivos en la primera etapa de la enfermedad. Álvarez es claro al decir que por tratarse de una enfermedad bacteriana, la cura completa se logra con la administración de antibióticos específicos de manera temprana. "Sin embargo, sin el tratamiento, la posibilidad de cura completa es menor", dijo. Prevención, lo mejor Como es natural, evitar al máximo el contacto con las garrapatas es el primer paso para prevenir la enfermedad de Lyme. Burgos dice que hay que tener en cuenta que las garrapatas no saltan ni vuelan y su contacto es directo con la piel de las personas. De ahí que el uso de ropa adecuada y la revisión permanente cuando se está en zonas de riesgo son fundamentales. La ropa ajustada y de colores claros, que permitan identificar el parásito, es necesaria. El uso de repelentes e insecticidas, el cabello bien recogido y una exhaustiva revisión al final del día, especialmente en niños y animales domésticos que han estado en áreas expuestas, son muy importantes. ¿Cómo quitar una garrapata? Si encuentra una garrapata sobre la piel, no hay que alarmarse -dice Burgos- e insiste en que si se aísla antes de dos días, no hay ningún problema. Para retirarla hay que utilizar unas pinzas para sujetarla por la cabeza con el objeto de evitar que esta entre a la piel. "No hay que agarrar la garrapata por el cuerpo, porque puede romperse y dejar la parte que infecta dentro de la piel", insiste el dermatólogo. Al retirarla, introdúzcala en un recipiente con alcohol y no las deje, de ninguna forma, expuestas al aire. Lave con agua y jabón suficiente la herida de la picadura y revise si en el sitio aparece algún tipo de brote durante los siguientes 30 días. Si aparece alguna señal o síntomas de gripa, consulte inmediatamente con el médico. Esta enfermedad es una zoonosis que si bien en Estados Unidos tiene como reservorios los ciervos, hay que tener en cuenta que las garrapatas pueden también adherirse -cuando son jóvenes- a roedores, a otros mamíferos pequeños e incluso a algunos perros que permanezcan en áreas de riesgo.