Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

Rívolo pidió desestimar la denuncia de Oyarbide

ArgentinaLa Nación, Argentina 19 de septiembre de 2018

Javier Fernández y van camino a liberarse de una causa judicial

Javier Fernández y van camino a liberarse de una causa judicial. El fiscal federal pidió desestimar la denuncia por presuntas amenazas al exjuez . Si acepta el pedido y desestima la denuncia, esta será archivada.
Oyarbide declaró en la causa de los cuadernos que el operador judicial Javier Fernández y el espía Jaime Stiuso "lo apretaban para sacar ". Se refirió al sobreseimiento que dictó a favor del matrimonio Kirchner en 2009 en la investigación sobre enriquecimiento ilícito.
Por supuesta falta de pruebas, Rívolo pidió archivar la denuncia. No se llamó a indagatoria a los acusados por Oyarbide pese a que dijo, incluso en declaraciones radiales, haber sido instruido para resolver en cuestión de horas y con las pruebas que tenía la investigación por enriquecimiento ilícito.
Pese a que Oyarbide declaró que fue conducido por el chofer de Javier Fernández a un "tercer o cuarto piso" de un edificio en Córdoba y Maipú, donde lo esperaban Fernández y Stiuso para pedirle que actuara "en cuestión de horas" para sobreseer a los Kirchner, Rívolo consideró que hay "escasos e imprecisos elementos brindados en torno a las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que acontecieron los sucesos denunciados".
El día que se realizó la denuncia, recayó en el juzgado de Luis Rodríguez, quien se excusó debido a que se encuentra conectado con ambos, porque Stiuso es padrino de uno de sus hijos y Fernández, padrino de otra hija.
La causa recayó en el juzgado de Bonadio, quien pidió excusarse por "conocer a los denunciados". Tras otro sorteo, la denuncia recayó en el juzgado de Sebastián Casanello, quien rechazó la excusación de Bonadio. Entonces, intervino la Cámara Federal y, finalmente, se resolvió que debía ser Bonadio quien investigara si hubo presiones sobre Oyarbide para sobreseer a los Kirchner.