Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

Mancomunar esfuerzos

UruguayEl Pais, Uruguay 19 de septiembre de 2018


> @|A un año y poco de las próximas elecciones nacionales, la gran interrogante que nos hacemos los uruguayos - independientemente de nuestros colores políticos - es cómo puede ser posible la pasividad que están mostrando los partidos tradicionales ante la inminente campaña política que se avecina y que muestra a la oposición en su mejor momento para acercarse a recobrar un período de gobierno que nunca como ahora en los últimos quince años estuvo más a su favor


> @|A un año y poco de las próximas elecciones nacionales, la gran interrogante que nos hacemos los uruguayos - independientemente de nuestros colores políticos - es cómo puede ser posible la pasividad que están mostrando los partidos tradicionales ante la inminente campaña política que se avecina y que muestra a la oposición en su mejor momento para acercarse a recobrar un período de gobierno que nunca como ahora en los últimos quince años estuvo más a su favor. > > Dicho esto, pues el gobierno del Frente Amplio muestra un desgaste lógico después de tres períodos de gobierno, con casos comprobados de corrupción, ineficiencia, uso indebido de dineros públicos e inseguridad, que nos dejan absortos a quienes escuchamos que las encuestas aún los muestran como los favoritos. > > Este viento a favor que tiene hoy la oposición, difícilmente lo puedan mantener si no adoptan una actitud colectiva de colaboración mutua, trabajando en una campaña que independientemente de sus partidos, debe congregar a las figuras más destacadas, capacitadas y respetadas en sus respectivos ámbitos de nuestra sociedad, políticos o no, hombres y mujeres que muestren creatividad e inteligencia creando un programa de gobierno que contemple las necesidades básicas de un pueblo uruguayo que está clamando por un cambio. > > Parece mentira que esta oposición no haya aprendido la lección que le ha dado al país el mismo Frente Amplio, formado por entes separados que pasaron a unirse logrando conducir al país por tres períodos consecutivos, lo cual nunca hubieran logrado si no hubieran unificado sus líneas de acción . > > Hoy por hoy la oposición se limita a un trabajo parlamentario de crítica que no conduce absolutamente a nada pues no se manifiesta ningún cambio que mejore las condiciones que a todo nivel se dan en nuestro Estado. Y mientras tanto, el partido gobernante sigue tranquilo dirigiendo al país a su buen entender pues no existe quien pueda frenarlo, tal cual surge de tantas interpelaciones agotadoras que no llegaron a determinar ninguna censura parlamentaria. La oposición debe entender que ese tiempo de quejas se agotó, que hay que concentrarse en estrategias dirigidas a recobrar el mando de un gobierno que hábilmente logra cambiar el chip de los uruguayos haciéndolos olvidar por momentos de los desastres que efectuaron y poniéndoles por delante la parte buena, que no tengo reparos en aceptar, pero es insignificante frente al daño general que el país ha sufrido bajo su mando. > > Necesitamos gente competente en cargos de gobierno, si miramos al mundo vemos a empresarios, profesionales, mentes brillantes en su ámbito, como Jefes de Estado. No hay tiempo que perder en ese sentido, planear líneas de acción, poner los cerebros a funcionar buscando todo aquello que pueda ser útil para obtener la meta fijada. > > Es sabido que el poder es adictivo y cuán difícil es entregarlo. Debe ser una condición humana pues la gran mayoría cae en la situación de retenerlo el mayor tiempo posible. Pero cuando el país necesita generosidad de esfuerzos mancomunados dirigidos al bien común, no hay lugar para egoísmos partidarios ni para atornillarnos en un mando que debemos ceder a los más aptos hombres y mujeres para conducir el país. Porque en todos los ámbitos de la vida, tenemos nuestro momento que pasa a ser de otro cuando se extingue el nuestro, debiendo aceptarlo con nobleza para el bien común de la patria.