Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Listos los alcaldes para aportar

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 17 de octubre de 2018

AGUADILLA

AGUADILLA.- En medio de la discusión en torno al impuesto sobre la propiedad mueble, el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz, resaltó ayer que el gravamen representa $409 millones en ingresos anuales para los municipios.
El también miembro de la junta directiva del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) indicó que, de esa cantidad, $160 millones corresponden a la Contribución Adicional Especial (CAE), que es una parte del impuesto sobre la propiedad mueble que cada municipio usa para pagar sus préstamos.
Pero no solo los municipios se benefician de este tributo, sino que de los $409 millones, el Estado recibe $49 millones para el pago de sus emisiones de bono.
Además, de ese mismo monto anual, $250 millones corresponden a la contribución sobre inventario, contenida en el tributo a la propiedad mueble.
Rivera Cruz explicó ayer la importancia de este impuesto a 41 alcaldes populares y penepés que asistieron a la segunda Cumbre Municipal convocada por el Senado.
"Si lo eliminas de cantazo, todos los municipios se van en deficiencia para pagar sus emisiones de bono", advirtió el alcalde.
El impuesto a la propiedad mueble aplica a la maquinaria, equipo, muebles, mercancía para la venta o inventario. Es cobrado, al igual que el tributo sobre la propiedad inmueble, por el CRIM. Ambos tributos son los pilares que sostienen las finanzas municipales.
Qué se haría con el impuesto a la propiedad mueble y, cómo se manejaría la búsqueda de un sustituto fueron las principales inquietudes de los alcaldes que acudieron ayer al teatro Manuel Méndez Ballester, de Aguadilla, para participar de la cumbre.
El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien fue el orador de cierre de la actividad, anunció a los alcaldes que el tema del impuesto sobre la propiedad mueble no se atendería como parte del proyecto de la reforma contributiva.
"Se va a separar el asunto de la propiedad mueble en un proyecto que el presidente de la Cámara, (Carlos "Johnny" Méndez), tiene, pero la reforma contributiva propiamente, no se va a tocar. La reforma contributiva va a atender todos los aspectos que están ante nuestra consideración y unos que vamos a añadirle. Y en la Cámara van a presentar y aprobar un proyecto separado", anunció el presidente senatorial a los alcaldes.
Rivera Schatz dijo que los detalles de la medida -que atenderá cambios al tributo a la propiedad mueble-, los daría a conocer la Cámara.
No se mostró a favor de ninguna opción para sustituir el impuesto. Pero sostuvo que se discuten "alternativas".
Advirtió que el asunto debe ser atendido "con detenimiento" porque el recaudo debe ser invariable para los municipios. "Pondría en grave peligro a más de la mitad de los municipios", afirmó.
El alcalde de Bayamón, entretanto, favoreció que se cobre solo por la mercancía vendida.
Pero Rivera Schatz advirtió que esa opción solo atiende el tributo sobre inventario y dejaría fuera del radar las maquinarias y equipos que posea el contribuyente.
Igualmente, el alcalde de Maunabo, Jorge L. Márquez, mostró objeción sobre esa alternativa porque no le da certeza a las finanzas municipales. Recordó que el CRIM remite remesas a cada municipio a base de proyecciones.
"Con las tragamonedas sería una incertidumbre brutal", dijo.
Rivera Cruz concurrió con el alcalde de Maunabo.
El presidente de la Asociación de Alcaldes, Rolando Ortiz, se mostró complacido con que la búsqueda de un sustituto para este impuesto se discuta a profundidad por el impacto fiscal que tiene en cada pueblo.
"Una parte del impuesto al inventario está comprometida con deuda emitida y cancelarlo afectaría contratos con terceros", advirtió.
Defendió su postura para que se considere eliminar la entrega de parte de los fondos -del tributo a la propiedad mueble y la inmueble- al Estado como ocurre actualmente.
"El ingreso sobre la propiedad -tanto mueble como inmueble- debería ser parte de los gobiernos municipales y se debería legislar para que los municipios pudieran tener mayor control sobre la manera en que se puede administrar la contribución sobre la propiedad", apuntó Ortiz.
Pero la cumbre no solo sirvió para discutir el tributo sobre la propiedad mueble. Se anticipó que se creará un Código Municipal para dar mayores poderes a los municipios y elevar a rango constitucional la autonomía municipal.
"Nos sentimos muy contentos. Creo que fue una reunión muy positiva", dijo la alcaldesa de Morovis, Carmen Maldonado, sobre la cumbre que ahora se transforma en grupos de trabajo a reunirse el próximo 25 de octubre.
La primera Cumbre Municipal fue en agosto del 2017. Produjo 40 propuestas y de esas, hubo 26 que se convirtieron en ley, 15 están aún bajo discusión legislativa y cinco fueron medidas vetadas por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares.