Viernes, 14 de Diciembre de 2018

El cambio en el Banco Central con la salida de Bergara y la visión sobre la economía

UruguayEl Pais, Uruguay 13 de diciembre de 2018


Fue el último Comité de Política Monetaria (Copom) al menos por ahora del presidente del Banco Central (BCU) Mario Bergara, que dejará su cargo para ser candidato en las próximas elecciones de 2019


Fue el último Comité de Política Monetaria (Copom) al menos por ahora del presidente del Banco Central (BCU) Mario Bergara, que dejará su cargo para ser candidato en las próximas elecciones de 2019. Al momento de la despedida, Bergara no ofreció sorpresas: el Copom ratificó su política monetaria contractiva, "a fin de incidir sobre los canales de transmisión relevantes para la evolución futura de la inflación", indicó el comunicado.
Bergara renunciará a la presidencia del BCU para hacer campaña electoral en 2019. Debe hacerlo ahora, ya que la Constitución establece que los miembros de directorios de entes autónomos y servicios descentralizados que quieran ser candidatos a un cargo electivo deben renunciar al menos 12 meses antes de la elección.
En su lugar, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, designó a Alberto Graña quien ya presidió la institución entre enero de 2014 y marzo de 2015. Dos fuentes del Ministerio de Economía y Finanzas confiaron a El País que Astori ya le comunicó oficialmente a Graña que será él quien asuma el cargo. Graña es actualmente el gerente de Política Económica y Mercados del BCU.
Ayer, Bergara y Graña participaron del Copom. Allí se analizó que "el nivel de actividad de la economía uruguaya continúa creciendo, aunque a un menor ritmo" y de hecho, en el tercer trimestre (los datos se conocerán a mediados de diciembre) el "crecimiento de la economía" fue "levemente menor al esperado", señaló el comunicado.
A su vez, el BCU analizó que "en la región, mientras que continúan los riesgos asociados a los desequilibrios macroeconómicos, no se descarta que la incertidumbre política persista. Esta situación ha generado revisiones a la baja del crecimiento económico en los países vecinos y una mayor depreciación de sus divisas, en particular del peso argentino".
Además "en el plano internacional sigue presente un elevado nivel de incertidumbre co-mo consecuencia de la escalada de medidas proteccionistas anunciadas e implementadas por parte de las dos principales economías del mundo".
El BCU señaló que por las subas de tasas de la Reserva Federal, "el dólar se ha fortalecido globalmente y persiste la salida de capitales en algunas economías emergentes, con la consiguiente depreciación de sus monedas locales".