Martes, 20 de Noviembre de 2018

Allana su sendero hacia Cooperstown

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 20 de noviembre de 2018

Con cada Guante de Oro ganado, los espacios para albergar galardones en las paredes de la casa del receptor Yadier Molina se siguen haciendo más pequeños

Con cada Guante de Oro ganado, los espacios para albergar galardones en las paredes de la casa del receptor Yadier Molina se siguen haciendo más pequeños. Pero, a la vez, su expediente con destino a Cooperstown se sigue abultando.
Molina, considerado por muchos como el mejor receptor del béisbol de las Mayores, obtuvo el domingo el noveno guante dorado de su exitosa carrera y su primero desde el 2015.
El más reciente galardón lo coloca a solo uno de Johnny Bench en la segunda posición en la lista de todos los tiempos. El primer lugar es ocupado por su compatriota Iván Rodríguez, quien finalizó con 13. Tanto Rodríguez como Bench son inmortales.
Muchos podrían debatir que su más reciente premio podría colocar al receptor de los Cardenales de San Luis en una mejor posición para ser exaltado al Salón de la Fama cuando sea elegible, cinco años después de su retiro.
Sin embargo, para algunos en los círculos del béisbol, Molina ya tiene su lugar asegurado entre los inmortales.
"Para mí es Salón de la Fama, incluso desde antes de este Guante de Oro. Estamos hablando de (dos títulos de) Series Mundiales, los guantes. Y el impacto ofensivo, porque Yadier se ha convertido en un excelente bateador. Es inteligente como bateador", analizó Josué Espada, coach de banco de los Astros de Houston.
"No hay duda de que es Salón de la Fama. Mientras más alargue su carrera en el terreno, mejor para su resumé", abundó Espada. "Siempre van a haber escritores que buscan números, siempre la discusión va a estar ahí... Pero, para mí, debe estar".
Espada ha vivido de cerca la trayectoria de Molina. Trabajó con él en las pasados ediciones del Clásico Mundial y en el béisbol de Puerto Rico con los Gigantes de Carolina.
"Yo he estado alrededor de Yadier Molina en los Clásicos (Mundiales). El impacto que trae en un equipo es importante. La gente que vota se deja llevar por los números. Yo entiendo que el impacto que tiene en el clubhouse como líder tiene que ser valorado", agregó.
Otro de los que piensa que Molina tiene, sin discusión, los méritos para ser considerado un futuro miembro de Cooperstown lo es el exjugador de las Mayores, Joey Cora.
El actual coach de tercera de los Piratas de Pittsburgh indicó que siempre se encontrarán personas que tratarán de justificar lo contrario con números o estadísticas.
"La gente que sabe de béisbol sabe que Yadier es un Salón de la Fama. Otra gente estarán buscando números para justificar no hacerlo hall of famer. Lo bueno y malo de los números es que los puedes manejar para hacerlos quedar bien o mal en cualquier cosa, no solo en el béisbol. Lo interpretas a lo que es más favorable a tu opinión", apuntó el cagüeño.
Cora ha sido testigo desde un lugar privilegiado, pues sus Piratas son rivales de los Cardenales en la División Central de la Liga Nacional.
"Ahora que estoy con los Piratas sé cómo nos tenemos que preparar para cuando Yadier está jugando. La diferencia cuando él está jugando o cuando no es increíblemente diferente. El juego es distinto cuando nos medimos a San Luis y Yadier no está jugando. Es a favor de nosotros. Y eso lo sabemos nosotros que estamos en el terreno de juego. El juego es diferente y la preparación también".
Cora, además, destacó el valor de Molina no solo con los aperos. Con el pasar de los años, el doradeño se ha convertido en una pieza clave para su equipo en la ofensiva.
"Esas son cosas que los números no ven. Pero Yadier también ha puesto números. Yadier no es un bateador de .150 tampoco. Yadier es un bateador temible especialmente cuando el juego está en la raya. Es un bateador que cuando nosotros estamos preparando nuestro reporte es uno de los bateadores que tú no quieres que te gane el juego. Si lo tienes que embasar, lo embasas porque no quieres que te gane el juego".
Debutante en las Mayores en el 2004, Molina promedia de por vida para .282 con 146 jonrones. Su promedio vitalicio supera el de Bench (.267), pero no a Rodríguez (.296). Molina viene de un 2018 en el que promedió .261 con 20 cuadrangulares y 74 remolcadas.
Como el vino
Quizás una gesta digna de admirar en Molina es que a sus 36 años y en una posición tan demandante, el veterano haya podido ganar otro Guante de Oro.
"De la manera que él se prepara... Yadier está bien. Obviamente no es el mismo Yadier de hace diez años. Es imposible. Pero tú comparas a Yadier Molina con los otros catchers de la liga y todavía hay una separación bastante amplia. No me sorprende que Yadier aún está jugando en un nivel elite. La preparación de Yadier es única y espectacular. Ahora mismo se está preparando para jugar el año que viene", agregó Cora sobre el jugador, que actualmente se prepara en Hawai para la gira de las estrellas de Major League por Japón (8-15 de noviembre).
Con 15 campañas en las Mayores, Molina ya está planificando su retiro una vez concluya en el 2020 su actual contrato con los Cardenales. Pero Molina tampoco parece dar indicios de que el final de su carrera está a la vuelta de la esquina.
"Es preparación, prioridad como pelotero. Es fácil pensar, cerca del final de una carrera, que ‘voy a dejar de trabajar porque mi cuerpo necesita descanso’. Pero Yadier trabaja más mientras más veterano se pone. Él sabe que eso es lo que lo mantiene. El tipo es un fiebrú del béisbol. Lo que ha hecho a esta edad no es fácil", comentó Espada. "Lo que siempre he visto la mucha importancia que Yadier le da a la defensa. Mucha gente siempre habla de la ofensiva de los peloteros. Pero la pasión que tiene por recibir ha sido clave. Él sabe la importancia que tiene con el guante".