Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

Mintrabajo fijará parámetros sobre exoneración de aportes a las Cajas de Compensación

ColombiaEl Tiempo, Colombia 12 de diciembre de 2018

El Ministerio del Trabajo prepara la expedición de una norma que adicione el Decreto 1072 de 2015 (Decreto Único Reglamentario del sector Trabajo) en lo relacionado con los parámetros para hacer efectiva la exoneración al pago de aportes a las Cajas de Compensación, en los términos del artículo 7º de la Ley 1780 de 2016, por medio de la cual se promueve el empleo y el emprendimiento entre jóvenes de 18 a 28 años de edad y se generan medidas para superar barreras de acceso al mercado de trabajo, entre otras disposiciones

El Ministerio del Trabajo prepara la expedición de una norma que adicione el Decreto 1072 de 2015 (Decreto Único Reglamentario del sector Trabajo) en lo relacionado con los parámetros para hacer efectiva la exoneración al pago de aportes a las Cajas de Compensación, en los términos del artículo 7º de la Ley 1780 de 2016, por medio de la cual se promueve el empleo y el emprendimiento entre jóvenes de 18 a 28 años de edad y se generan medidas para superar barreras de acceso al mercado de trabajo, entre otras disposiciones. Tal como se explica en la parte motiva del proyecto de norma, el mencionado artículo 7º de la Ley 1780 de 2016 establece la exención a los empleadores de realizar aportes a Cajas de Compensación Familiar por los trabajadores que contraten entre 18 y 28 años de edad durante el primer año de vinculación. También dispone que ese beneficio aplica en la contratación de personal nuevo y excluye a empleadores con nuevos trabajadores producto de la fusión de empresas, o aquellos vinculados para reemplazar al personal contratado con anterioridad, "sin que la no realización de aportes a Cajas de Compensación Familiar por parte de los empleadores implique que dichos trabajadores no gocen de todos los beneficios del Sistema de Subsidio Familiar". En este orden de ideas, el Gobierno Nacional considera necesario establecer parámetros para hacer efectivo el citado beneficio, fijando las condiciones y requisitos que deben cumplir los empleadores que decidan acogerse y asimismo, los lineamientos que deben seguir las Cajas de Compensación Familiar. Contenido

del proyecto El artículo 2.2.6.9.3 del Capítulo 9º del borrador del decreto, define los requisitos para acceder a la exoneración en el pago de aportes por parte de los empleadores, siempre que éstos cumplan tres condiciones: la primera, que incrementen el número de trabajadores con relación a los que tenían con corte al año fiscal anterior. La segunda, es que "El valor de la nómina deberá aumentarse en cuantía superior al incremento del Índice de Precios al Consumidor del año anterior certificado por el Departamento de Estadística -DANE". En tercer lugar, al momento de realizar la afiliación de los nuevos trabajadores dependientes por los cuales hará efectiva la exoneración, "el empleador deberá manifestar y demostrar que cumple con los requisitos de los numerales 1 y 2 del presente artículo, con la presentación de la Planilla Integral de Aportes -PILA y la nómina, tanto del anterior como la del año en que se causa el beneficio. Dicha manifestación se entenderá hecha bajo la gravedad de juramento, de conformidad con el artículo 10 del Decreto 2150 de 1995, modificado por el artículo 7º del Decreto 019 de 2012". Para dar cumplimiento a estos requisitos, las Cajas de Compensación Familiar deberán solicitar la documentación pertinente (numeral 3º del artículo 2.2.6.9.3 del Capítulo 9º del proyecto de decreto) cada vez que el empleador quiera acceder al beneficio. Con este propósito, las Cajas de Compensación "adecuarán los formularios de afiliación y sus sistemas de información con el fin de registrar y dejar constancia del cumplimiento de las condiciones para la exoneración que haga el empleador junto con los anexos que sustentan tal manifestación". La norma aclara, mediante un parágrafo, que las Cajas deberán informar a los empleadores afiliados sobre la existencia del beneficio y la forma de acceder a él al momento de efectuar los trámites requeridos para la afiliación de nuevos trabajadores cuya edad oscile entre los 18 y los 28 años de edad. En cuanto a la categoría tarifaria para acceder a los servicios sociales de las Cajas, el proyecto de norma señala que esta será establecida "con base en el nivel salarial que devenguen los jóvenes trabajadores, conforme a la normatividad vigente aplicable al Sistema de Subsidio Familiar". Sobre la financiación de los beneficios de dicho sistema otorgados al joven trabajador dependiente cuando el empleador no hace su aporte, se propone que las Cajas de Compensación Familiar financien esos beneficios con cargo a los recursos destinados a cada una de las cuentas de los programas o subsidios definidos por las correspondientes normas vigentes del sistema, (artículo 2.2.6.9.5). Ajustes a formularios En el borrador del decreto, se estipula que la adecuación de los formularios y sistemas de información serán responsabilidad de las Cajas de Compensación Familiar, que deberán hacer los ajustes necesarios para identificar, registrar y validar al nuevo trabajador dependiente afiliado. Por su parte, el Ministerio de Salud y Protección Social será el encargado de realizar los ajustes pertinentes a la PILA, para que por este nuevo trabajador dependiente se puedan realizar aportes al Sistema General de Seguridad Social en Salud, Sistema General de Pensiones y Sistema General de Riesgos Laborales y parafiscales, con excepción del Sistema de Subsidio Familiar. En este sentido, la Superintendencia de Subsidio Familiar hará las modificaciones a los sistemas de información, "así como la adaptación de los controles, medidas internas y operativas que sean necesarias para lograr la aplicación efectiva del artículo 7º de la Ley 1780 de 2016". Quienes suministren información falsa para obtener la exoneración del citado artículo, perderán estos beneficios de manera inmediata y "deberán pagar el valor de las exenciones a las que hayan accedido con los respectivos intereses moratorios, sin perjuicio de las acciones judiciales a que haya lugar". La restitución del valor de estas exenciones, deberán pagarse a la respectiva Caja de Compensación Familiar a la que se encuentre afiliado a través de la PILA, haciendo las correcciones del caso en un término no mayor a 30 días hábiles. La Unidad Administrativa Especial de Gestión Pensional y Contribuciones Parafiscales de la Protección Social, UGPP, será competente para velar por el cumplimiento de los pagos. Por último, y en lo relacionado con la vigencia del nuevo decreto, que entraría a regir una vez publicado, se concede un término de seis meses contados a partir de su entrada en rigor para que las Cajas de Compensación Familiar, la Superintendencia de Subsidio Familiar y el Ministerio de Salud y Protección Social, realicen los ajustes necesarios para su aplicación.