Martes, 20 de Noviembre de 2018

Mac nunca perdió la fe en el regreso

Costa RicaLa Nacion, Costa Rica 20 de noviembre de 2018

Después de que acudió a la Copa Oro en julio del 2015, Jonathan McDonald esperó tres años y cuatro meses para que su nombre apareciera de nuevo en una convocatoria de la Selección Nacional.

Después de que acudió a la Copa Oro en julio del 2015, Jonathan McDonald esperó tres años y cuatro meses para que su nombre apareciera de nuevo en una convocatoria de la Selección Nacional.
Esos cuarenta meses que pasaron desde entonces los sintió por momentos como una eternidad, pero el goleador de la Liga confiesa que nunca perdió la fe de volver a vestir la camiseta de la Sele .
'Una espera larga e inclusive por ratos desesperante, pero dejé de preguntarme por qué me pasaba esto a mí, sino para qué, y yo creo que lo he visto en los últimos años: para qué me ha pasado lo que me pasó', mencionó el delantero, quien irá con la Nacional a los fogueos en Suramérica, contra Chile y Perú.
Su historia no ha sido fácil, tampoco convivir con esa sensación de que lo persigue el pasado, pero en sus adentros él sabía que tarde o temprano le llegaría esa oportunidad que tanto anhelaba.
Esa especie de castigo que le impuso Óscar Ramírez al no convocarlo nunca ya es historia, y la llegada de Gustavo Matosas se convirtió para el atacante en una esperanza, en ese borrón y cuenta nueva que no se dio en el proceso pasado, a pesar de su constancia y su efectividad en las redes.
Nuevo jugador. Aunque muchos insisten en juzgar al timonel por situaciones que pasaron hace años, él mismo admite que hoy es otro Jonathan.
'Me ayudó a madurar y sabemos que en esta vida solo hay dos formas de madurar: por golpes o por vivencias de otros que te dicen y te aconsejan. A mí me tocó aprender por la primera, y trato lo más que puedo de aconsejar a los jóvenes, a los que vienen detrás mío, para que ellos no vivan lo que yo viví y puedan aprender de la forma más linda, que es por experiencias de otros', afirma.
Aunque dicen que la espera desespera, este jueves sintió una gran alegría cuando escuchó a Rónald González pronunciar su nombre en la lista de elegidos para ir a los últimos fogueos de la Tricolor en este año.
Pocas horas antes de la convocatoria, McDonald jugaba con Alajuelense ante la UCR. Él no lo sabía, pero el nuevo estratega de la Selección Nacional estaba en uno de los palcos de la gradería este del Estadio Morera Soto.
Antes del encuentro, el hombre que asumirá las riendas de la Tricolor a partir de enero se tomaba fotografías con los aficionados, pero hubo un momento en el que dijo que tenía que irse a sentar para ver a Mac.