Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

Umuntu avanza en la inclusión y llevará su expertise a la inauguración del Antel Arena

UruguayEl Pais, Uruguay 12 de diciembre de 2018

MARCELA DOBAL
Más de 500

MARCELA DOBAL
Más de 500.000 personas tienen algún tipo de discapacidad en Uruguay. Son un 15,8% de la población, pero es un público «invisibilizado» y la mayoría de las veces las empresas no lo contemplan. La misión central de Umuntu, la agencia de accesibilidad que lidera María del Campo, es trabajar con ellas para que adecuen sus productos y servicios a ese segmento.
«Falta bastante para lograr mejor accesibilidad en las empresas de servicios en general. Como las empresas no ven a las personas con discapacidad, no las identifican como potenciales clientes», explicó Del Campo. Los números son el argumento «de mercado» al que su equipo recurre para convencer a organizaciones no tan propensas a embarcarse en esta tarea. De hecho, Del Campo ocupó 10 años la gerencia de Comunicación Corporativa y Marketing de una multinacional (banco Santander) y ahora hace «mea culpa»: «En ese entonces no me cuestioné que no llegaba a todos los que podría».
En 2018, junto a Inés Gurgitano y Mariana Goday, fundó Umuntu. Tras encargarse en mayo de que Marketers fuera «el primer evento empresarial accesible» (al que asistieron 18 personas con discapacidad), este lunes Umuntu asumirá el gran reto de lograr que la inauguración del estadio multipropósito Antel Arena también lo sea. «Hacerlo en un espectáculo nos resulta desafiante pero muy atractivo, porque cuando uno piensa en inclusión el acceso a cultura, ocio y entretenimiento es también un derecho», dijo.
«La inauguración de este estadio multipropósito es un hito a nivel cultural y que sea realmente accesible para todos da un mensaje de inclusión muy fuerte», añadió Del Campo.
Pero lograr un 100% de accesibilidad implica no solo que «que todas las personas estén presentes», sino que puedan conocer lo que pasa «con la mayor autonomía posible para ver, escuchar o moverse» y allí es donde el expertise de Umuntu entra en acción.
Para bajar los obstáculos que enfrentan las personas con discapacidad motriz, visual y auditiva, la agencia trabajará en varios planos: el entorno físico, el acceso a la información y lo actitudinal.
Umuntu brindó información previa para facilitar la circulación a las personas que lo requieren y también habrá tres puntos de encuentro en el Antel Arena, con asistentes que incluso ayudarán a llegar al recinto, «porque la accesibilidad trasciende los muros».
En el plano de la información, habrá intérpretes para personas con discapacidad auditiva. « Juan Bernardoni, un músico sordo , ‘cantará’ algunas canciones en lengua de señas, porque la interpretación en este caso no es como una oratoria; hay que manejar metáforas», explicó la ejecutiva.
Finalmente, para mejorar lo actitudinal, Umuntu trabaja con el equipo de Antel para que dé «apoyo adecuado y el trato que corresponde» a las personas con discapacidad que asistan. «Buscamos que no solo los eventos sino también la comunicación de las empresas sea inclusiva. Las organizaciones pueden hacer más accesibles sus productos y servicios», finalizó Del Campo.>
«La inclusión es un proceso», pero a muchas empresas ese reto les resulta «una manzana demasiado grande de morder». «Como piensan que ‘todo no se puede’, se paralizan y no hacen nada. Pero algo para alguien puede ser mucho. Quizás no tengo dinero para hacer accesibles todas mis sucursales, pero sí puedo hacer que mi campaña publicitaria sea más inclusiva», explicó. Además de ayudar a adecuar productos y servicios, Umuntu asesora para que capacitaciones y eventos sean «accesibles para todos».