Domingo, 20 de Enero de 2019

Planeta Ingaramo, la revelación del pop tropical

ArgentinaLa Nación, Argentina 20 de enero de 2019

En su último disco combinó sin prejuicios ritmos urbanos antagónicos; hoy, en el Recoleta

Con una trilogía discográfica, Juan Ingaramo, músico, cantante, compositor y productor cordobés, se transformó en una referencia de la escena independiente. Con su último disco Best seller, un material desprejuiciado y atrevido musicalmente, Ingaramo incorporó mejor que nadie a su nervio cancionero pop el acento del trap y el reggaeton, como nuevas lenguas madre de este tiempo. "Somos la nueva generación", afirma el artista, que se presentará hoy, a las 20, en Plaza Francia con entrada libre y gratuita. Lo que sigue es un mapa de influencias posibles para conocer mejor a un músico que tiene cada vez más "ingaramers" seguidores que llenan cada una de sus presentaciones con un código estético singular:
Cuarteto. "Yo soy de San Vicente, un barrio popular de Córdoba. De chico por la ventana de casa entraba la música de cuarteto del baile en Sargento Cabral, donde toca la Mona Jiménez (hasta hoy). El cuarteto es nuestro diferencial. Por eso incluí una versión de Rodrigo en mi último disco. Más allá de los karmas que tiene el cuarteto hay mucha cosa fina en las melodías y armonías, además de toda la tradición que tiene encima. Hay un gen cuartetero que no lo puedo negar".
Rock nacional: "Spinetta, Fito, García y Calamaro son la historia de nuestro rock. Sus acordes y letras fueron la tradición simbólica bajo la cual nos criamos los músicos en la década del 90. Además pude tocar con Lito Nebbia, ahí aprendí de toda esa escuela original".
Los discos. "Mi viejo (Juan Carlos Ingaramo, creador de los Músicos del Centro con su hermano Mingui Ingaramo) escuchaba mucho Piazzolla, Jobim, Weather Report, Ivan Lins, João Gilberto, Beatles, Beach Boys, Stevie Wonder, Pat Metheny, Hancock, Corea, Keith Karrett y Miles Davis. Esa data me marcó".
Taxi Driver. "Cuando la vi en el cineclub municipal Hugo del Carril a los 15 años fue uno de los inputs que luego me trajo a Buenos Aires. Buscaba una ciudad así como la NY de Scorsese con esa energía urbana extrema, trash y una info nueva".
Reggaeton. "El universo lírico es bastante polémico, pero busco hacer mi aporte ahí. Es momento de buscar la tela en blanco, porque la tela de rock está toda pintada. Hay algo diferente en el reggaeton y es de nuestra generación, no de mi primo cuarentón que escuchaba Pearl Jam".
Bad Bunny. "Hay gente que me dice: ?¿Cómo hacés para escuchar esa porquería?'. Para mí inventó una forma nueva. Tiene un discurso, una cadencia y un timbre original. Es un genio".
Trap. "En mi consumo de música siempre me interesa el factor sorpresa y la novedad. Lo escucho porque es una nueva forma de hacer música, de diseñar melodías, motivos, beats y moods. Es la música de nuestro presente".