Martes, 18 de Junio de 2019

Rodrigo Romano: el despido que generó un sismo en el mapa del relato

UruguayEl Pais, Uruguay 17 de junio de 2019


La desvinculación de Rodrigo Romano de Tenfield generó un sismo en el ambiente del periodismo deportivo y abrió las interrogantes sobre cuáles fueron los detonantes del despido y qué ocurrirá con la carrera del relator en particular y en general, con el futuro de los relatos de fútbol televisivos para los torneos que se vienen en 2019


La desvinculación de Rodrigo Romano de Tenfield generó un sismo en el ambiente del periodismo deportivo y abrió las interrogantes sobre cuáles fueron los detonantes del despido y qué ocurrirá con la carrera del relator en particular y en general, con el futuro de los relatos de fútbol televisivos para los torneos que se vienen en 2019.  
Hay algunas certezas: Alberto Sonsol será el nuevo relator de Tenfield y su debut está previsto para el 21 de enero, cuando se juegue el primer clásico de verano. Ese mismo día también volverá Romano, pero en una función diferente: formará parte del nuevo equipo periodístico que desembarca en Radio Carve.
El periodista deportivo, de 42 años, y que era la voz de los partidos de Tenfield desde 1999, emitió un comunicado luego de conocida la noticia. En el texto, Romano agradece a sus compañeros, destaca que las autoridades de Tenfield le dieron apoyo "incondicional" en momentos difíciles vividos recientemente en relación a su salud, agradece también a sus seguidores y cierra con la esperanza de volver pronto a los relatos. "Cumplido este ciclo, espero nos reencontremos pronto, y que sea hablando del deporte que tanto amamos", añade.
El detonante para el final del contrato (Romano no era funcionario sino contratado) fue el escándalo de separación que se desató en redes sociales, con viralización de fotos y videos íntimos del relator. Pero más allá de lo coyuntural, la relación entre Romano y algunos jerarcas de la empresa dirigida por Paco Casal y Nelson Gutiérrez había comenzado a desgastarse desde hacía unos dos años.
De hecho, el propio relator confiesa en su comunicado que a mediados del año pasado había presentado renuncia, pero no le fue "aceptada".
De acuerdo a los allegados al relator, Romano está dolido pero la medida no lo tomó 100% de sorpresa. La forma tampoco fue la ideal. La empresa le envío un telegrama el lunes con la resolución, pero a una dirección a la que no le llegó. Terminó enterándose por Alberto Sonsol, quien lo llamó para anoticiarlo de que iniciaba las conversaciones para ser el futuro relator de Tenfield.
Por estas horas, la mayor preocupación de Romano es lograr una rápida reinserción laboral con la que equiparar ingresos parecidos a los que tenía en Tenfield. El trabajo en Carve lo había tomado como un complemento, con una carga horaria y una responsabilidad limitadas. Gabriel Regueira será el relator de la emisora y todas las fuentes niegan que esta situación de "libre" de Romano haga cambiar los términos del acuerdo y eventualmente, el ex Tenfield pase a ser el narrador de la AM 850.
"Para nosotros, el problema personal que haya tenido no incide en el vínculo profesional que vamos a comenzar", asegura una autoridad de Carve.
En cuanto e ese dilema personal, Romano y su abogado Ignacio Durán buscan sellar un acuerdo de no agresión con su expareja, Fernanda del Río. Según los allegados, habría más videos de la intimidad y el relator quiere evitar nuevas viralizaciones.
En diálogo con TV Show, Del Río negó haber sido la responsable de viralizar las imágenes y atribuye la difusión a algunas de las mujeres con las que Romano mantenía chats comprometidos y que fueron el detonante de la separación. Pero la versión del relator es distinta y responsabiliza a Del Río.> > De no llegar a acuerdo, el relator prepararía una demanda civil por daños y perjuicios contra su ex. El mayor daño: la pérdida de su principal fuente de ingresos.
Derechos de TV.
En buena medida, el futuro profesional inmediato de Romano dependerá de qué ocurra con los derechos televisivos para la Copa América de Brasil, que comienza en junio y las Eliminatorias para Qatar 2022, cuyo inicio está previsto para octubre próximo.  
Ninguno de los casos están claros aún. En Conmebol se asegura que los derechos de Copa América fueron negociados con los canales 4, 10 y 12. Pero fuentes de al menos dos de esas señales aseguraron a El País que el acuerdo no está 100% cerrado.
También es probable que Tenfield sea un jugador clave: puede hacer su oferta, adquirir los derechos y negociarlos luego con uno o varios canales abiertos dado que Conmebol, como organizador del torneo, impone que los partidos se vean por TV abierta. Pero también es cierto que Tenfield y Conmebol pasan por el peor momento en su relación.
En caso de que los canales transmitan la Copa, las chances de que Romano sea el narrador de Canal 10 son muy altas. De hecho, ya cumplió esa función en Saeta en los últimos tres mundiales. > > DirecTV, Antel e incluso Fox Sports son otras plataformas de transmisión de eventos deportivos que eventualmente podrían tener interés en sumar a Romano. Por el momento, no hubo acercamientos, pero nadie descarta nada a futuro. > > Castillo de naipes.
La salida de Romano y la asunción de Sonsol en su lugar también genera movimientos en otros medios y espacios. > > Para empezar, es casi un hecho que el relator de El Espectador pasará a ser Alejandro "Lali" Sonsol, hijo de Alberto. > > El lugar vacante en los relatos de básquetbol de Tenfield seguramente sea ocupado por Diego Jokas. Habrá qué ver quien toma ese espacio en la Sport 890.  >
La crisis de pareja que estalló en redes sociales se inició el 26 de diciembre pasado. Fernanda del Río, pareja desde 2014 de Rodrigo Romano, le dijo que se fuera de la casa luego de descubrir chats comprometidos del relator con otras mujeres. Romano pedía sus pertencias y la mujer se las tiró a la piscina. La policía intervino y la disputa terminó al otro día, cuando el relator volvió a retirar sus pertenencias. Hasta ahí, el episodio era parte de un acolorado pero privado conflicto de pareja. Comenzó a hacerse público con la circulación de fotos y videos del relator tomando sus cosas de la piscina. Del Río dice que el video fue tomado por la empleada doméstica, pero Romano cree que fue su expareja quien hizo las tomas y quien luego las compartió. Días más tarde, se dio una segunda viralización de un video íntimo que dataría de mediados de 2016. En su versión, Del Río se deslinda completamente de las imágenes. Dice que ese video no fue grabado para ella ni lo dio a conocer. Responsabiliza a alguna de las otras presuntas amantes. Pero la versión de Romano es contrapuesta y, según allegados, habría sido un video dirigido a Del Río en su momento y por lo tanto, también sería la responsable de la viralización. >