Lunes, 24 de Junio de 2019

Ganan terreno las cooperativas de ahorro y crédito federales

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 24 de junio de 2019

Las cooperativas de ahorro y crédito federales, también conocidas como "credit unions", han ganado terreno durante la pasada década, periodo durante el cual duplicaron sus activos en la isla, de $380 millones en 2008 a $758 millones en 2017, de acuerdo con cifras que estas brindan a la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF)

Las cooperativas de ahorro y crédito federales, también conocidas como "credit unions", han ganado terreno durante la pasada década, periodo durante el cual duplicaron sus activos en la isla, de $380 millones en 2008 a $758 millones en 2017, de acuerdo con cifras que estas brindan a la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF).
En el mismo periodo, las cooperativas de ahorro y crédito de Puerto Rico también vieron aumentar sus activos, aunque no tan drásticamente. El alza fue de 30%, pues según datos publicados por OCIF, los activos de estas instituciones sin fines de lucro pasaron de $6,699 millones en 2008 a $8,714 en 2017.
Acerca de las razones para el desempeño positivo de las cooperativas federales, algunas de estas resaltan los competitivos intereses que ofrecen en préstamos y depósitos. A modo de ejemplo, Caribe Federal Credit Union y Pentagon Federal Credit Union (PenFed), cuentan con intereses que empiezan en 2.49% para préstamos de autos nuevos.
Mientras, las cooperativas de ahorro y crédito locales suelen resaltar sus intereses más bajos que la banca comercial, la solidez del sistema integrado por 115 instituciones y su involucramiento con las comunidades a las que sirven.
José Julián Ramírez Ruiz, director ejecutivo de la Asociación de Ejecutivos de Cooperativas de Puerto Rico, indicó que en la isla hay poco más de una docena de "credit unions" que son reguladas por la National Credit Union Administration (NCUA), que es la agencia federal independiente creada por el Congreso de Estados Unidos para estos fines.
Hizo la salvedad de que hay cooperativas que fueron fundadas en Puerto Rico y no tienen sucursales en Estados Unidos, pero son reguladas por la NCUA, mientras que hay otras con sede en la nación norteamericana que recientemente han entrado a la isla. Las cooperativas locales, en cambio, son reguladas por la Corporación Pública para Supervisión y Seguro de Cooperativas (Cossec).
George R. Joyner, comisionado de OCIF, aclaró que su oficina no regula ni supervisa las cooperativas estatales ni federales y que los datos con que cuentan son los que estas instituciones les proveen de manera voluntaria.
Acerca del posible impacto de las "credit unions" de Estados Unidos, Ramírez sostuvo que "siempre va a ser competencia porque el mercado en Puerto Rico se reduce, pero la cantidad de socios de cooperativas locales también ha crecido mucho". De hecho, según datos de Cossec, las cooperativas locales cerraron 2017 con 988,086 socios, 7,860 más que los 980,226 de 2016.
Aseguró que estas entidades estadounidenses comenzaron sirviendo a militares, veteranos o empleados federales y luego se abrieron para servir a todo tipo de consumidor, lo que ha abonado a su crecimiento. "No creo que las cooperativas federales que vienen de fuera realmente puedan continuar expandiéndose mucho más porque el estándar de la regulación americana exige una empírica (puntuación crediticia) más alta que la que tiene la mayoría de la población en Puerto Rico", dijo Ramírez.
"Hay que ver que la realidad del consumidor financiero de Puerto Rico es el de una población empobrecida, con gente que ha perdido el trabajo y no tiene las mejores empíricas. Por eso, ellos se quedarán con una población con ingreso moderado o alto", vaticinó.
Al cierre de esta edición, las gestiones para entrevistar a la presidenta de la Junta de Directores de Cossec resultaron infructuosas.