Domingo, 20 de Enero de 2019

Sin dudas madre de la víctima

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 20 de enero de 2019

CAGUAS

CAGUAS.- Milda Díaz Díaz no tiene dudas de que Steven Sánchez Mártir mató a su hijo, Pedro Marrero Díaz, el pasado 2 de agosto de 2018 en una habitación del Hospital HIMA, en Caguas.
"Él (Sánchez Mártir) entró allí (al cuarto) y llevaba el arma en la mano escondida. Como le robé el tiro en ese momento, al caminar hacia él, no pudo hacerlo (asesinarlo) en ese momento ", dijo llorosa sobre el momento en que alegadamente se encontró con el asesino horas antes del crimen,
Díaz Díaz habló a la prensa ayer luego que se aplazó la vista preliminar en alzada hasta el 5 de marzo.
"Quiero que sepan que la Policía de Puerto Rico ha hecho el trabajo, el problema es que hay tantos elementos absurdos que, cuando llegan al tribunal, los casos se caen", aclaró la mujer.
"Por eso, es que la delincuencia sigue como está. Los delincuentes se acuestan de esa manera, pensando que pueden hacer lo que les da la gana", añadió Díaz Díaz.
A pesar de que se encontró causa en contra de Sánchez Mártir por cargos de asesinato y Ley de Armas, el juez José Ramírez Legrand emitió un fallo -el 15 de noviembre en un escrito de 21 páginas- en el que determinó que existía ausencia total de prueba contra el acusado. Entre otras cosas, sostuvo en su escrito que ninguno de los testigos de cargos ubicó al acusado en la escena al momento del crimen.
Ayer en la mañana, ante el juez Francisco Oquendo Solís, la defensa de Sánchez Mártir, encabezada por la abogada Jane Hoffmann, planteó conflictos de calendario, por lo que se repautó el inicio del proceso.
Tan reciente como el 2 de enero, el Departamento de Justicia radicó un recurso ante el Tribunal de Apelaciones en el que ordenó la detención de los procedimientos, pero este fue desestimado. Sin más opciones, los fiscales solicitaron que se celebrara ayer la vista preliminar en alzada.
Al salir de sala, Hoffmann dijo estar confiada que el resultado de esta nueva vista será el mismo.
"Los testigos son básicamente los mismos, hay uno que otro adicional... estamos preparados para que ocurra lo mismo y que no pase de esta etapa", afirmó.
Su cliente se encuentra preso en el Centro Metropolitano de Detenciones, en Guaynabo, por un caso federal de posesión de municiones.
Por su parte, la fiscal Maribel Mojica dijo, sin entrar en detalles, que "no necesariamente" presentará la misma evidencia que en la vista preliminar.
"Tenemos la misma expectativa que desde el principio. Tenemos la prueba para establecer que Steven Sánchez Mártir entró al hospital HIMA y mató a Pedro Marrero Díaz", aseguró.
"Los jueces también se equivocan", agregó en alusión al fallo de Ramírez Legrand.
Indicó que, si bien el ministerio público no cuenta con un testigo que pueda decir bajo juramento que Sánchez Mártir mató a Marrero Díaz, "eso no significa que no es el que cometió el asesinato y que no lo puedo probar con otra prueba".