Domingo, 18 de Agosto de 2019

Helado del país gana su espacio en las góndolas

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 18 de agosto de 2019

La escasez de mantecados del país en las góndolas de los supermercados locales fue el detonante para que el heladero Jaime B

La escasez de mantecados del país en las góndolas de los supermercados locales fue el detonante para que el heladero Jaime B. Acosta Reyes apostara por crear un producto con sabores que apelen particularmente al paladar del consumidor puertorriqueño.
Tras darle forma a su proyecto, lanzó Pinta Gelato, un producto artesanal 100% del patio que cuenta con nueve sabores, y con el que busca competir con marcas extranjeras.
"Puerto Rico es reconocido por helados -helados particulares y diferentes-, pero es increíble que no nos encontramos en las góndolas de los supermercados", expresó Acosta Reyes, de 32 años, en entrevista con El Nuevo Día.
El heladero, que se dedicaba al negocio de la banca, comenzó a crear mantecados en 2015. Explicó que la inestabilidad económica que atraviesa el país lo impulsó a desarrollar su propio negocio.
"Estaba buscando una idea de qué podía hacer yo mismo. Un día, me desperté de un sueño que tuve con helados y, desde ese momento, me puse a investigar qué son los helados y cómo hacerlos", relató.
Tras una inversión inicial de $100,000, Acosta Reyes finalmente lanzó el producto en julio del año pasado.
El heladero produce actualmente unas 4,000 pintas mensuales en un local en el sector Punta Las Marías, en Santurce. Además, cuenta con dos empleados a tiempo parcial para confeccionar los helados y con una diseñadora gráfica, quien es su hermana.
Destacó, que la leche que utiliza en la mezcla para los mantecados proviene de la isla, al igual que las galletas de vainilla y los ingredientes derivados del coco. "No todos los ingredientes son de Puerto Rico, pero van con el paladar del puertorriqueño", aseguró.
Sus helados están a la venta en el área metropolitana: en La Hacienda Meat Center, CUT Butcher Shop, supermercados Amigo y The House, el concepto de venta de licores, vino y cervezas de Supermax. El producto también está disponible a través de los servicios de entrega a domicilio como Dame Un Bite, Uva! y Uber Eats.
Acosta Reyes indicó que cada helado cuesta entre $6.97 a $6.99 en los establecimientos.
El heladero contó que el proceso de permisología para la empresa tomó aproximadamente dos años y medio. "Lo puede haber hecho mucho más rápido, pero estaba trabajando (como banquero) durante ese tiempo", aclaró.
No obstante, relató que enfrentó dificultades para precisar cuáles eran los permisos y requisitos necesarios para un negocio de mantecados.
"Identifiqué que no había tanta información. El gobierno, en mi opinión, no estaba ayudando al empresario a empezar el negocio, al revés, estaba haciéndolo bien difícil para un empresario echar pa’lante", manifestó.
Opinó que los procesos burocráticos para obtener los permisos afectan el desarrollo de pequeños comercios y empresas fabricantes de helados locales.
"Es más fácil traer un producto americano, especialmente en el mundo de helados, que hacer tu propio helado y ponerlo en la góndola en Puerto Rico", manifestó.
Aun así, Acosta Reyes aseguró que Pinta Gelato ha visto un crecimiento que calificó como significante desde su lanzamiento hace menos de un año.
"Empezamos con solo un ‘freezer’ (congelador) en CUT Butcher Shop, que fue nuestra primera tienda", señaló.
Asimismo, puntualizó sobre la importancia de contar con el respaldo de los establecimientos que venden el producto para ser comercialmente exitoso.
"Para poder competir con estos nombres (marcas extranjeras), necesitamos el apoyo de los sitios donde estamos", afirmó.
En los próximos meses, Acosta Reyes espera llevar el producto a Ponce y Mayagüez y cubrir todos los sectores de la isla antes de finalizar el 2019.
Añadió que también ausculta trabajar diferentes tamaños, añadir sabores a la oferta y elaborar un mantecado sin lácteos.
El empresario afirmó que, eventualmente, exportará los mantecados a Estados Unidos, específicamente en el mercado latino. Explicó que, con esto en mente, decidió hacer la etiqueta de las pintas en español, no en inglés ni bilingüe.
"Queremos un producto hecho para puertorriqueños, para latinos", enfatizó.
En un año aproximadamente, espera expandir la venta de su producto al mercado de República Dominicana o al estado de Florida.
Acosta Reyes expresó, además, que anhela ver en el futuro más empresas de mantecados locales en establecimientos alrededor de la isla.
"Yo prefiero competir contra un producto puertorriqueño en la góndola que con un producto americano", puntualizó.