Domingo, 17 de Febrero de 2019

Ecuador, el campeón que no le pudo ganar a Uruguay

UruguayEl Pais, Uruguay 16 de febrero de 2019


Ganarle dos veces al campeón no es fácil y Uruguay lo logró


Ganarle dos veces al campeón no es fácil y Uruguay lo logró. Alguno puede decir que de nada sirvió, porque al final los campeones son ellos, pero es un mérito que puede ser bien considerado por una selección de Fabián Coito que no se consagró, pero que logró dos objetivos importantes: meterse en el Mundial de Polonia y lograr el acceso a los Panamericanos de Perú.
De todas maneras, el campeón fue Ecuador: la selección más regular que tuvo el certamen. La prueba más clara de esto es que terminó ganando las dos fases. Fue líder en su grupo y cuando le tocó jugar contra los mejores en el hexagonal final, no falló y se terminó quedando también con esa serie que lo coronó como campeón.
Gran mérito de esta consagración la tiene Jorge Célico. Un entrenador argentino pero muy arraigado con el fútbol ecuatoriano y al que le acaba de dar su primera alegría en esta categoría. Es que Ecuador consiguió por primera vez consagrarse en un Sudamericano Sub 20, una deuda pendiente que pudo saldar.
Mostró ser un equipo compacto, serio, con mucha velocidad y con un goleador infalible como Leonardo Campana que terminó siendo el máximo anotador del certamen con seis gritos. 
Quedará, eso sí, la particularidad con Uruguay. Una selección a la que no le pudo ganar durante el Sudamericano, a la que enfrentó dos veces y a la que nunca le pudo ganar en la historia de este certamen. Una espina que dolerá poco teniendo en cuenta que pudo levantar el trofeo, pero que está ahí.
Es así que Ecuador logró levantar el título y ser una de las cuatro selecciones que avanzaron al Mundial de Polonia, acompañado por Argentina, Uruguay y Colombia, mientras que celestes y albicelestes irán junto a la "Tri" a los Juegos Panamericanos de Lima, que ya tienen clasificada a la selección local.
La otra cara de la moneda son Venezuela y Brasil. La primera por el presente y por lo que había demostrado en la primera fase parecía número fijo en el Mundial, la otra dejó mucha incertidumbre de cara al futuro ya que quedó afuera marcando solo seis goles en nueve partidos disputados.
Ambas quedaron afuera de la Copa del Mundo en el hexagonal final y lo hicieron al igual que Paraguay, Perú, Chile y Bolivia que ya habían sido eliminadas en la primera fase.
En conclusión, Ecuador fue el justo campeón. Y ahora buscará hacer un buen papel en el Mundial que comenzará en mayo y que también tendrá presencia de la Celeste.