Domingo, 18 de Agosto de 2019

‘Me atraen los obstáculos internos de este personaje’

ColombiaEl Tiempo, Colombia 18 de agosto de 2019

cultura - el tiempo - @CulturaET
"Hay varias cosas en ese imaginario con el personaje de Lucho: lo que la gente supone, lo de los sucesos que se publicaron y que nutren ese imaginario, y lo que yo supongo: un hombre que para alcanzar lo que quiere tiene que luchar contra obstáculos internos, y eso me atrajo"

cultura - el tiempo - @CulturaET
"Hay varias cosas en ese imaginario con el personaje de Lucho: lo que la gente supone, lo de los sucesos que se publicaron y que nutren ese imaginario, y lo que yo supongo: un hombre que para alcanzar lo que quiere tiene que luchar contra obstáculos internos, y eso me atrajo". Lo dice Enrique Carriazo, uno de los mejores actores del país, de los que da gusto ver de nuevo en la televisión, y que desde esta noche (9 p. m.) es Lucho en La Gloria de Lucho. El nuevo seriado del canal Caracol se basa en la vida del exconcejal Luis Eduardo Díaz, un embolador que por los vericuetos del poder terminó en el Concejo de Bogotá en el 2000 y cuya vida no ha estado exenta de problemas judiciales (ver recuadro). Y Carriazo está para mostrar facetas de la vida de Díaz, y de su esposa (Gloria, representada por Verónica Orozco), su salvación. La producción se basa en la vida de un personaje complejo y Juana Uribe, vicepresidente del canal Caracol, dice que escogieron contar esta historia "no para convertirlo en héroe sino para mostrar cómo una persona llena de carisma, una vida familiar entrañable y una educación muy precaria termina en un mundo despiadado como es la política". Carriazo agrega que no habló con Díaz en ningún momento. "Enfrento cualquier personaje no con la emoción sino con el análisis, y el análisis hecho por los libretistas y los productores era suficientemente emotivo para atraerme", afirma. De hecho, no recuerda qué pasaba en su vida en la época en que Díaz fue elegido concejal ni tampoco cuando empezó su caída (su destitución y sus problemas judiciales). "No recuerdo estar muy sintonizado con la historia anterior", comenta. Esto se le cree a Carriazo porque es un hombre de producción artística, de creación, de encerrarse por meses a escribir guiones y luego salir para regalarle al audiovisual nacional un personaje como Doctor Mata en la serie del mismo nombre (2014), a Beto Reyes en Los Reyes (2005), a Lorenzo de la Espriella en Pedro el escamoso (2001) y hasta una pequeña caracterización en la serie Vuelo secreto, en los años 90, como el Pequeñín Ortegón. Sus personajes, por más dramáticos que sean, han tenido atisbos de humor, incluso el doctor Mata, considerado uno de los primeros asesinos en serie del país. Con su Buenaventura Nepomuceno Matallana, malo, cínico, Carriazo logró matices que hacían reír. Lucho no es la excepción. "Fue una petición expresa de Caracol, ellos querían que al tiempo que sucedían escenas que se podían llamar dramáticas o con cortes melancólicos y ambientes tristes, se sumara una visión en donde el personaje tuviera pensamientos mecánicos, y esa, su forma de pensar, desencadena el humor", manifiesta. No había trabajado antes con Verónica Orozco, su compañera en la producción. "Fue una experiencia enriquecedora. Ella tiene capacidad para ejecutar su criterio de manera práctica y eficaz. Lo que ella piensa de la actuación lo pone en cada una de las escenas. Le pedía revisar mi trabajo para estar seguros de ese paso entre lo teórico y lo práctico, algo que ella traduce bien de manera silenciosa. Fue un gran regalo estar a su lado utilizando su conocimiento", cuenta. Con más de 30 años en la actuación, Enrique Carriazo (Bogotá, 1967) tiene ahora un nuevo personaje que mostrarle al público. Juana Uribe, por su parte, afirma que "esta producción mostrará cómo un hombre, por la política, pone en riesgo su familia, sus principios y su integridad. Nos pareció interesante contar el peligro que conlleva el populismo y la maldad a la que pueden llegar algunos miembros de la clase política al aprovecharse de una persona con enormes debilidades. Quisimos contar la vida de un hombre con un pasado sufrido que de pronto toca el cielo. Alguien que se cree el cuento del poder y pierde el norte para caer y tocar fondo nuevamente", comenta.