Martes, 20 de Agosto de 2019

Crece la demanda de vivienda en arriendo

ColombiaEl Tiempo, Colombia 20 de agosto de 2019

"En los últimos doce meses, a enero pasado, el costo del alojamiento en el país, que es la suma del arriendo y los servicios, registró una variación de 4,51%"

"En los últimos doce meses, a enero pasado, el costo del alojamiento en el país, que es la suma del arriendo y los servicios, registró una variación de 4,51%". Con base en estos datos del Dane, la presidenta de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad raíz (Fedelonjas), María Clara Luque, destacó que "los gastos estuvieron 1,36 puntos porcentuales por encima de la inflación de ese periodo, que fue de 3,15%". Según la directiva, esto se presenta "porque al desocupar las viviendas, los propietarios quedan en libertad de fijar el precio del alquiler; a esto hay que sumarle que la alta demanda -sobre todo en los niveles socioeconómicos bajos- impulsó el incremento". Luque agregó que los estratos 4, 5 y 6 tuvieron un comportamiento estable en el periodo analizado. "Aquí hay menos familias negociando oferta residencial en arriendo; de ahí la situación", enfatizó. Sin embargo, reiteró que "los alquileres han subido más en los estratos 1, 2 y 3, pues allí hay mayor demanda, pero la oferta ha disminuido. Nuevos clientes En este entorno, la dirigente gremial señaló que en términos generales el interés por oferta residencial en alquiler se está fortaleciendo, porque la composición de las familias está cambiando. "Por ejemplo, el 46% de los hogares de estrato 6 en Bogotá están compuestos por una sola persona, debido a que las personas divorciadas se van a vivir solas (y la tasa de separaciones está subiendo); a esto hay que sumarle, entre otros factores, que los colombianos se casan cada vez más tarde". Incluso, las personas de bajos ingresos, ante la imposibilidad de acceder a oferta nueva, opta por tomar un inmueble en arriendo mientras lo logra y esto mueve el negocio. De hecho, para Luque hay oportunidades en la inversión de oferta usada, especialmente en los estratos 3 y 4. "Comprar inmuebles de segunda para alquilar es una opción interesante porque ofrece rentabilidad, siempre que se tome con los protocolos, los contratos y los seguros de ley para proteger la inversión", dijo la presidenta. Incluso, recordó que en el 2017 los propietarios habían optado por no subir el canon para mantener a los buenos inquilinos, pero esa tendencia cambió el año pasado. "Ahora, gracias al incremento de la demanda por vivienda usada, el negocio está creciendo", anotó la directiva, quien para conformar las alternativas que ofrece este mercado señaló que "el estrato alto ocupa el 30,44% de los ingresos en arriendo; el medio, el 33,13%, y los de menos ingresos, el 40,17%", concluyó.