Jueves, 21 de Marzo de 2019

Pugna por cambio en incentivos agrícolas

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 21 de marzo de 2019

La decisión del Departamento de Agricultura de sustituir el subsidio salarial para agricultores con un programa de incentivos por producción mantiene activa una controversia pública que coloca de un lado al secretario Carlos Flores, y del otro al presidente de la Asociación de Agricultores, Héctor Cordero y varios legisladores del Partido Popular Democrático

La decisión del Departamento de Agricultura de sustituir el subsidio salarial para agricultores con un programa de incentivos por producción mantiene activa una controversia pública que coloca de un lado al secretario Carlos Flores, y del otro al presidente de la Asociación de Agricultores, Héctor Cordero y varios legisladores del Partido Popular Democrático.
El funcionario defiende la decisión con el argumento de que permite verificar la efectividad del incentivo que se ofrece a los agricultores, además de un ahorro en gastos administrativos.
Los detractores de la iniciativa sostienen que el cambio se realizó sin contar con data que lo justifique y que provocará que muchos agricultores no tengan recursos para desarrollar sus cultivos ni recuperarse del impacto de los huracanes Irma y María.
Desición "improvisada"
"El primer problema con este cambio es que salió ‘De la Manga Production’. Nunca se consultó a los agricultores, no se dijo nada que iba a haber este tipo de recorte", sostuvo Cordero.
Reconoció que la situación fiscal podría justificar algún recorte en el programa de subsidio salarial, pero afirmó que "el problema que estamos viendo es que no hay una métrica clara para los diferentes sectores. Para unos son unidades de producción, en otros el peso, para otros son áreas de terrenos, para determinar los incentivos".
Aseguró que, definitivamente habrá un efecto adverso a la hora de los agricultores recuperar parte de la inversión y señaló que estos estaban acostumbrados a un sistema de trabajo y se le cambiaron las reglas. Opinó que este es un plan que debió implantarse de forma gradual y escalonada.
"Atentado" contra el agro
Por su parte los representantes populares Ramón Luis Cruz, Ángel Matos y Aníbal Díaz, reclamaron que el gobierno atenta contra miles de empleos en la agricultura al eliminar subsidios salariales.
Estimaron en 20,000 los empleos que podrían verse afectados en 21 municipios y señalaron que "aplicar un programa de incentivos por producción en plena recuperación tras los efectos de un huracán como María es mortal para nuestra agricultura, los agricultores, sus familias y los obreros agrícolas y sus familias".
Señalaron en expresiones escritas que, al ser un incentivo basado en producción, se coloca en manos de plagas, enfermedades, la sequía o las lluvias excesivas, la posibilidad de que un agricultor reciba o no el incentivo.
Pocos los beneficiados
Flores defendió la medida y rechazó que amenace 20,000 empleos. Indicó que de los cerca de 20,000 agricultores en el país solo 1,800 se acogen al subsidio salarial y de esos 260 ganaderos, 45 productores de carne de pollo, y nueve que producen huevos ya lo recibían por producción.
"Por los pasados 30 años que ha estado ese programa no veíamos si ese incentivo estimulaba un aumento en producción. No quitamos incentivos, queremos ver si el incentivo, de la manera que se está dando, tiene el efecto de ayudar a la producción agrícola", dijo.
Aclaró que en las siembras de café, cítricos y productos cuyo cultivo toma años, se mantiene el subsidio salarial durante los años previos a la cosecha.