Martes, 21 de Mayo de 2019

Catarsis, temor e inquietud en la UIA por la caída de ventas y por el dólar

ArgentinaLa Nación, Argentina 21 de mayo de 2019

Críticas por la falta de consumo y ansiedad por la liquidación de divisas

El interés era demasiado grande para mantener tradiciones. Anteayer, la sede de la (UIA) no contuvo, como suele pasar todos los martes, a los principales empresarios manufactureros. La mayoría deambulaba entre inauguraciones y asados en Expoagro. Pese a los análisis que plantean una dicotomía entre el campo y la industria, este último sector se mantiene hoy por hoy en estado de alerta a la espera de las decisiones que tomarán los productores agropecuarios en estas semanas.
"¿Qué harán con el excedente [de dólares]?", fue una pregunta que los industriales hicieron en la principal feria agropecuaria. En la cúpula de la UIA, que ayer sí discutió internamente esta cuestión en su sede principal, confían -como lo hace el Gobierno- en que con las elevadas tasas en el mercado, los productores liquidarán lo indispensable para la próxima cosecha. "Van a vender. Lo que no sé es qué harán con el excedente. Si compran máquinas, autos o se guardan el grano en los silobolsa", comentó el director de una importante compañía industrial. Ese mismo empresario comentó que una marca de tractores local está vendiendo su maquinaria, pero que lo hace en dólares.
"Está todo muy complicado", dijo Miguel Acevedo, presidente de la UIA a LA NACION. "No hay repunte del consumo. Aún no lo estamos viendo. Todavía no hay un atisbo, y menos con estas tasas, de una suba de consumo", insistió el empresario. Un dato que preocupa al Gobierno y que la UIA remarcó ayer es la caída no solo en el empleo industrial -que se mantuvo en permanente degradación en los números oficiales durante los últimos años-, sino el retroceso del trabajo en el comercio, lo que en la entidad fabril conectan directamente con el congelamiento de las ventas.
"El mercado interno se está reduciendo drásticamente", confirmó el presidente de la UIA. Y eso se nota en los números de capacidad instalada que anteayer publicó el Indec para enero. Literalmente, la industria está trabajando a media máquina e incluso algunos sectores, como el automotor, casi al mínimo. No sorprenden las suspensiones en casi todas las terminales y las críticas por las retenciones y caídas de reintegros en ese sector, cuyo mercado interno baja casi al 50% anual. Vale aclarar: hace un año, ese sector mostraba cifras históricas de patentamientos.
Se comentó también la comida que el jueves pasado tuvo en un hotel de Puerto Madero la cúpula de la UIA con Marcos Peña. El temor es que los "paliativos" reclamados para pasar el invierno no lleguen. ¿Las elecciones de octubre? Pese a los rumores de apoyo a otros candidatos, el tema flota sin definiciones. En la UIA es un tema candente. "A ver si aparece otro Centeno", explicó un empresario en pocas palabras.