Jueves, 21 de Marzo de 2019

1.379 continentales no han logrado asegurar su residencia definitiva en Isla de Pascua

ChileEl Mercurio, Chile 21 de marzo de 2019

Casi todos los habitantes que no pertenecen a la etnia originaria pidieron a la gobernación provincial que les reconozca ese derecho, pero la entidad hasta ahora ha respondido positivamente en solo 2.544 casos.

El 25 de enero, el diseñador gráfico Alexander Liphtay (43) presentó sus antecedentes ante la Gobernación Provincial de Isla de Pascua, para solicitar que se le permita seguir viviendo allí tras la entrada en vigencia de la Ley 21.070, que otorga una estadía máxima de 30 días para quienes no sean de la etnia Rapa Nui.
Liphtay lleva 12 años radicado en la isla y podría haber solicitado que se le reconociera como residente histórico, pues la normativa reconoce los mismos derechos de permanencia a los continentales -chilenos y extranjeros- que hayan llegado a Rapa Nui antes del 24 de enero de 2016, fecha de la consulta indígena que aprobó impulsar esa norma especial. La posibilidad de acogerse a esta disposición venció el 31 de enero pasado.
Pese a estar dentro del plazo, Lipthay optó solo por llevar su contrato de trabajo indefinido, que garantiza su estadía mientras este rija. "No quise hacerme atado en ese punto. Son las personas mayores las que tienen temor de no poder quedarse, porque necesitan seguridad", señala y explica que aún no obtiene respuesta a su requerimiento.
Como Lipthay, 3.873 habitantes no rapanuís iniciaron los trámites para obtener la resolución que los habilite como isleños permanentes. La gobernación ha resuelto favorablemente 2.544 solicitudes y los 1.379 expedientes restantes "aún están en análisis y observación por parte del departamento jurídico", informó la repartición vía Ley de Transparencia.
Aparte de los dos años de antigüedad, la ley reconoce el derecho a los padres o parejas de rapanuí (cónyuge o conviviente) -extendiendo el beneficio a la familia directa-, funcionarios públicos, trabajadores con contrato e independientes; e investigadores académicos y candidatos a cargos de elección popular.
La Contraloría está en la etapa de análisis previa a la toma de razón del decreto que declara a la isla en estado de latencia, lo que indica que bajo las actuales condiciones, sus 7.750 habitantes están prontos a copar la capacidad para sostenerlos. En tal condición, los trabajadores a plazo fijo no rapanuís deben abandonar en 30 días el territorio (salvo los funcionarios públicos) y no pueden firmar nuevos contratos.
Si la latencia, que debe revisarse en un año, agrava la saturación, los 30 días corren para que dejen la isla quienes pierdan la calidad de cónyuges o convivientes de isleños o su relación laboral en la isla.
El coordinador para Rapa Nui del Ministerio del Interior, René de la Puente, descartó que esas 1.379 personas sean expulsadas en el corto plazo. "La gente se podría habilitar por más de una causal", explicó.
En la isla, casi todo el universo de chilenos y extranjeros está en proceso de acreditación, y "hasta hoy, no hay ninguna solicitud rechazada", puntualizó De la Puente.
"La gente está cumpliendo su proceso y cuando rija la latencia las condiciones de los que queden debe ser evaluada de acuerdo a lo que establece la ley", dijo.
ProcesoOBJECIONES: Abogados que asesoran a los continentales aseveran que la mayor dificultad es comprobar la antigüedad de dos años en la isla. La informalidad de los acuerdos impide contar con los contratos de arriendo que permitan acreditarla. No así con las condiciones habilitantes que con el tiempo se pueden perder, como la relación laboral con la isla o de parentesco o convivencia con personas de la etnia rapanuí.
PLAN DE GESTIÓN: El Ministerio del Interior está levantando la última información para poner en marcha, junto a la comunidad pascuense, el Plan de Gestión que alivie la presión sobre los recursos de la isla. Basado en nueve ejes temáticos, el proyecto requiere la toma de razón de la Contraloría.
FACULTADES: El Consejo de Carga Demográfica, integrado por autoridades rapanuís, aplica el plan pero sin discrecionalidad sobre temas migratorios, aseguró el coordinador para Rapa Nui del Ministerio del Interior.