Jueves, 21 de Marzo de 2019

Médicos piden ser parte de los incentivos

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 21 de marzo de 2019

Las restricciones impuestas a un incentivo contributivo concedido a la clase médica dejaron fuera a algunos de sus actores, como los médicos generalistas, quienes cada vez optan por mudarse del país

Las restricciones impuestas a un incentivo contributivo concedido a la clase médica dejaron fuera a algunos de sus actores, como los médicos generalistas, quienes cada vez optan por mudarse del país.
Dentistas, audiólogos y pediatras también fueron excluidos de la medida que originalmente fue considerada un salvavidas para ayudar a frenar la fuga de doctores.
Desde la aprobación de la Ley de Incentivos para la Retención y Retorno de Profesionales Médicos en febrero de 2017, han surgido varias medidas legislativas de profesionales de la salud solicitando ser incluidos en este beneficio.
Este incentivo establece una tasa fija de contribución sobre ingresos de cuatro por ciento sobre las entradas generadas por el médico producto de su práctica profesional.
En octubre del año pasado, a través del Proyecto del Senado 1115, los cirujanos dentistas reclamaron su inclusión en este incentivo, al igual que los audiólogos en febrero de este año con el Proyecto de la Cámara 1990. En octubre de 2017 el Proyecto de la Cámara 1284 había intentado abrirle este beneficio a los médicos generalistas pero la medida no prosperó, reconoció ayer su autor, el representante José "Pichy" Torres Zamora.
"Había pasado el huracán (María) y estábamos perdiendo médicos (por el éxodo de estos profesionales) y entendía que debía aplicar a todos (los galenos del país), pero eso quedó en el aire", dijo el vicepresidente de la Cámara de Representantes.
Los médicos generalistas reclaman ahora su inclusión en el Proyecto del Senado 1115, ya aprobado en ese cuerpo, y ahora en manos de la Comisión de Salud de la Cámara.
"No tengo mayor reparo si se logra incluir esa enmienda en la Cámara", comentó el senador Larry Seilhamer, vicepresidente del Senado.
Este proyecto fue referido a la Comisión de Salud de la Cámara a principios de febrero y aún no ha visto acción. El representante Juan Oscar Morales, presidente de la Comisión, explicó que aguarda por un análisis que realiza el Departamento de Hacienda sobre el impacto fiscal que tendría la medida si se incluyen otros galenos a este incentivo.
"No tengo problemas en incluir a los (médicos) generalistas y hay una petición del Colegio Médico de que se incluya también a los pediatras de San Juan, pero estamos a la espera de que Hacienda rinda un informe de su inclusión", manifestó.
"Dependería de que no sea un impacto significativo y que se identifiquen otras partidas, porque es dinero que se va a dejar de recibir", explicó.
El reclamo de los médicos generalistas es que se reconozca su importancia como base del sistema de salud y se les otorgue el incentivo. De lo contrario, auguraron que se acelerará aún más su fuga.
"Somos la columna vertebral de esto y estamos haciendo de tripas corazones. Seguimos recibiendo cartas de toda la costa este de Estados Unidos con ofertas de trabajo increíbles y si nos están llamando es porque estamos manejando los casos como se debe", dijo el doctor José Rivera Guilbe, presidente de la Academia de Medicina General Primaria local.
Datos del Colegio Médico evidencian cómo la cantidad de médicos generalistas en Puerto Rico ha bajado. Mientras en el 2015 habían 9,261, en el 2017 bajó a 5,875 y el año pasado descendió a 4,593.
Los médicos generalistas se mudan principalmente al estado de la Florida, donde hay reciprocidad con la licencia de medicina.
Según Rivera Guilbe, unos 1,200 médicos generalistas tienen contratos para atender asegurados de la Reforma de Salud, cuya matrícula al 1 de marzo ascendía a 1,181,525 personas.
"El gobierno nos tiene que incentivar para quedarnos. Si no, no va a haber medicina primaria, de prevención, en Puerto Rico", advirtió.
Según el doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, el gobierno se contradice al aducir que hay demasiados galenos para que se le aplique a todos el incentivo contributivo, pero a la misma vez aprueba una legislación que crea la figura del médico asistente por alegada insuficiencia de médicos en el país.
"En Estados Unidos hay una necesidad de llenar un 25% de sus plazas médicas porque hay médicos estadounidenses yéndose a otros países, como Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Por eso son tan agresivos en el reclutamiento", argumentó.
Según el pediatra, tal como está redactada la Ley 14 deja actualmente fuera de su inclusión a unos 6,000 médicos de los 9,000 que hay en la isla. Entre los excluidos, dijo, se encuentran los 268 pediatras de San Juan.
Para el doctor Carlos Mellado, exprocurador del Paciente, la exclusión de los médicos generalistas de este incentivo es un acto discriminatorio que pone en peligro su permanencia en la isla.
"Los generalistas son la maquinaria que atiende al 90% de los pacientes. No es justo", dijo al resaltar que los generalistas son "los que corren el grueso de la Reforma" y ayudan al gobierno a conseguir los "rebates" en la compra de medicamentos.
Mellado advirtió que ya le han llevado el reclamo de la inclusión de los generalistas a este beneficio a funcionarios de la legislatura, el Departamento de Hacienda y Fortaleza y en todos los niveles les han dicho que analizan su viabilidad y el impacto fiscal que tendría.
Esta semana el gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció una iniciativa para pagar préstamos estudiantiles a médicos que se comprometan a hacer su práctica médica en la isla durante siete años. Esta propuesta sería parte del Código de Incentivos que estaría ante la consideración de la legislatura.