Lunes, 20 de Mayo de 2019

El alza de precios lleva al BCRA a endurecer su plan monetario

ArgentinaLa Nación, Argentina 20 de mayo de 2019

Lo resolvió tras el dato de inflación de febrero; además definió las pautas cambiarias del segundo trimestre

El (BCRA) extenderá hasta fin de año su plan de "congelamiento monetario", que estaba previsto que caducara a fin de junio, en un intento de asegurar un descenso de la inflación de aquí en más.
El anuncio lo hizo ayer por la tarde su presidente, tras reconocer que el dato que aportó el Índice de Precios al Consumidor de febrero fue "muy malo, sobre todo porque perjudica a los sectores de menores recursos".
La cifra, que fue del 3,8% y se podría ubicar en un nivel similar este mes, terminó de convencer al Comité de Política Monetaria (Copom) de la entidad de reforzar el esquema que se basa en un control estricto de estos agregados. Con este objetivo, tras una reunión de carácter extraordinario, ese cuerpo decidió:
Sandleris, algo nervioso en la presentación, explicó que este conjunto de medidas implicará reducir en un 10% la oferta monetaria respecto del nivel que tenía en octubre, cuando se lanzó este esquema. Se trata de un apretón real de niveles inéditos si se tiene en cuenta la persistente y elevada inflación.
"El esquema actual funciona para bajar la inflación y la va a bajar este año. Entiendo que esta afirmación genere escepticismo en este marco, pero hay y habrá cada vez menos pesos sueltos y eso le quita combustible a la inflación", insistió.
El funcionario además anunció que el Gobierno enviará en breve al Congreso un proyecto para reformar la Carta Orgánica, algo que el acuerdo con el FMI impone, en la que volverá a establecer como objetivo primario del BCRA el velar por la "estabilidad de precios", algo que buscará asegurar prohibiendo la financiación monetaria al fisco. De todos modos, difícilmente la iniciativa sea tratada este año en el Congreso.
El paquete incluyó además la definición de las reglas cambiarias que regirán durante el segundo trimestre del año, algo que complementó el anuncio de las posibles intervenciones del Tesoro con que Dujovne apuntó a tranquilizar al mercado.
En este sentido se destaca un nuevo recorte en la tasa de actualización de ajuste del sistema de bandas de flotación libre para el dólar, que arrancó con una indexación del 3% en el último trimestre de 2018 y la bajó al 2% en el trimestre en curso.
Ahora, a tono con el descenso de la inflación que espera que se materialice progresivamente entre abril y junio, el BCRA definió que los valores de referencia para el "piso" y el "techo" de la zona de no intervención (ZNI) se actualizarán al 1,75% por mes hasta mitad de año.
Esto dejaría para ese entonces el esquema de bandas con base en $41,50 y el límite superior en $53,70.
Lo que el BCRA mantuvo sin cambios son los montos y criterios de intervención en caso de que el dólar opere por fuera de la ZNI. Es decir, se habilita a comprar solo US$50 millones en reservas por día (si la perforó a la baja, para limitar la inyección de pesos), pero a vender hasta US$150 millones si vulnera el "techo", algo con lo que procura acentuar el esquema contractivo y restarle por esta vía también combustible a la demanda.