Lunes, 22 de Julio de 2019

Nueva mirada a "Hellboy"

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 22 de julio de 2019

LOS ÁNGELES, California

LOS ÁNGELES, California.- La nueva adaptación de "Hellboy" que estrena hoy en los cines de Puerto Rico retiene la esencia del personaje, en gran parte por la excelente interpretación de David Harbour, pero ofrece una propuesta cinematográfica radicalmente diferente a las dos ofertas previas que fueron dirigidas por Guillermo del Toro ("The Shape of Water", "El laberinto del fauno"). Si esto es positivo o negativo depende completamente de las expectativas del publico.
En sus filmes, Del Toro siempre encontró la forma de darle profundidad artística a códigos que se podrían descartar como convenciones de un "B Movie".
Esta versión tiene a Neil Marshall ("Doomsday", "The Descent") en la silla del director y desde el primer encuadre queda claro que el enfoque de este cineasta es explotar al máximo la acción, la violencia y el humor negro de esta versión del personaje creado en las novelas gráficas de Mike Mignola.
La afinidad de este director por lo absurdo y lo grotesco no impide que su visión tenga que ser filtrada por un guión bastante genérico y predecible en su estructura dramática.
La trama creada por el guionista Andrew Cosby ("2 Guns") no es exactamente un "borrón y cuenta nueva" de los filmes anteriores, pero acierta en la noción de que cualquier espectador que compre la taquilla lo hace para volver a ver al personaje titular en acción, no su historia de origen. Al comienzo del filme "Hellboy" (Harbour) sigue siendo un agente del BPRD (Bureau for Paranormal Research and Defense), una entidad gubernamental secreta que lidia con todo lo que tiene que ver con lo sobrenatural en el planeta Tierra,
De la misma forma las acusaciones de que el protagonista será la figura clave para causar el Apocalipsis continúan y llevan a una trama que enreda innecesariamente un conflicto simple. Varias fuerzas del mal que quieren vengarse de "Hellboy", buscan regresar a una bruja (Milla Jovovich) que puede restaurar el poder de los monstruos sobre los humanos.
A pesar de que en muchas ocasiones es evidente que el presupuesto de esta versión de "Hellboy" es menor a las películas anteriores, el director se encarga de que el entretenimiento de esta dependa de que casi no haya un segundo en pantalla sin acción. Marshall se deleita en empujar los límites de lo que se puede hacer con violencia gráfica en un filme clasificado R.
Monstruos vs. sangre
Si Guillermo Del Toro estaba enamorado de los monstruos de este universo, este director esta fascinado con toda la destrucción y los galones de sangre que puede derramar con ellos.
La razón principal para ver el filme es David Harbour como el personaje titular. Las comparaciones con Ron Perlman son inevitables, pero este actor le saca mucho provecho al que su "Hellboy" es un personaje en conflicto. Harbour canaliza la energía inestable de un adolescente bipolar, lo cual le permite explotar la frecuencia esquizofrénica del filme.
Como película esta versión de "Hellboy" siempre estará bajo la sombra de lo creado por Guillermo Del Toro, con este personaje, pero el espíritu de anarquía de la dirección y el trabajo de su actor principal evitan que pueda ser descartada como un desastre irremediable.