Sábado, 20 de Abril de 2019

Los drones mensajeros ya son realidad en Australia

ColombiaEl Tiempo, Colombia 20 de abril de 2019

el país aprobó la REGULACIÓN para que aviones no tripulados transporten comida y medicamentos rápidamente

el país aprobó la REGULACIÓN para que aviones no tripulados transporten comida y medicamentos rápidamente.
Project Wing, la compañía de drones propiedad de Alphabet (a su vez, dueña de Google), lanzó en Canberra (Australia) su servicio de entregas, luego de que la autoridad aeronáutica del país le concedió la aprobación regulatoria con la que podrá llevar los encargos a hogares en los suburbios de Crace, Palmerston y Franklin. Después de 18 meses de pruebas y más de 3.000 envíos exitosos, Project Wing empezó a implementar el servicio que permite a los clientes ordenar artículos como alimentos frescos, café caliente o productos de venta libre desde una aplicación móvil. La firma promete hacer llegar los pedidos directamente a los hogares en poco tiempo mediante drones. "Si tu hijo está enfermo en casa y te quedaste sin paracetamol, o simplemente quieres pedir tu desayuno sin la molestia de conducir hasta la cafetería, Wing está trabajando de la mano con las empresas locales de Canberra para brindar a los clientes la oportunidad de recibir una gama de productos en pocos minutos", dice la empresa en un comunicado. El servicio, que funciona en asocio con cafeterías y farmacias locales, tiene también algunas restricciones: los drones solo podrán volar entre las 7 a. m. y las 8 p. m. de lunes a viernes o de 8 a. m. a 8 p. m. los domingos. Así mismo, no podrán circular sobre carreteras principales ni volar muy cerca de las personas. Por su parte, los clientes recibirán una capacitación de seguridad sobre cómo interactuar con los drones. Project Wing predice que el costo de cada domicilio podría valer entre 30 y 40 dólares australianos (entre 65.000 y 90.000pesos colombianos) y que en 2030 sus drones podrían entregar uno de cada cuatro pedidos de comida en Australia. Ahora, Wing apunta a entrar al mercado estadounidense. El próximo mes, la Administración Federal de Aviación de los EE. UU. podría otorgar la primera licencia a estos servicios.