Lunes, 22 de Abril de 2019

En definitiva, lo que quedó de la semana

ArgentinaLa Nación, Argentina 22 de abril de 2019

Disney+ y la nueva madre de todas las batallas del entretenimiento
Los fanáticos de las batallas épicas de Game of Thrones no sufrirán abstinencia

Disney+ y la nueva madre de todas las batallas del entretenimiento
Los fanáticos de las batallas épicas de Game of Thrones no sufrirán abstinencia. Ya pueden contemplar en el horizonte la certeza de otra guerra por un codiciado trono que promete ser muy prolongada. Durará más de ocho temporadas y, por fortuna, no tendrá el cruento resultado que tanto agrada a la imaginación de George R. R. Martin, porque dejamos la ficción para entrar en la realidad. Eso sí, la nueva madre de todas las batallas también contará con escenografías propias de mundos míticos y legendarios, como los que nos acaba de mostrar el primer anticipo del Episodio IX de Star Wars.
No es casual que este momento decisivo y punto de quiebre de la saga creada por George Lucas haya sido revelado menos de 24 horas después de que Disney (el dueño de Star Wars) anticipara en una presentación de casi cuatro horas frente a sus más importantes inversores cómo será su plataforma de streaming, el lugar en el que se jugará de aquí en adelante la (virtual) madre de todas las batallas de la industria del entretenimiento global. Disney+ es su nombre.
La conexión entre el esparcimiento y el negocio nunca resultó tan clara. Casi al mismo tiempo en que comenzó en Chicago la gran convención para los fans de los Jedi (la Star Wars Celebration 2019), la Bolsa de Nueva York registró un aumento del 12% en las acciones de Disney, que llevó la capitalización de mercado de la compañía del ratón Mickey a 233.800 millones de dólares. Solo desde el Halcón Milenariopodrían verse de cerca esos números.
Paralelamente, Netflix perdió un 4% de cada acción y terminó la ronda con una capitalización de 153.300 millones de dólares. ¿Toda una señal? Es posible que cambie de aquí en más cierto uso del lenguaje simbólico. Hasta aquí se venía diciendo que Disney estaba preparando su propio Netflix. A partir de ahora, Disney+ querrá hablar por sí misma e instalarse como futuro buque insignia de una marca que, tras sumar a Fox, cuenta con un poder de fuego mediático inalcanzable. ¿Que harán las otras majors de Hollywood, que también piensan lanzar sus "propios Netflix" en el futuro cercano? ¿Acaso se vislumbran otras fusiones en el horizonte?
El tablero que conocemos ya no será el mismo. En el momento en que entendemos el sentido de alguna movida, algunas de las piezas vuelven a desplazarse y volar hacia otros destinos. Lo que parece claro hasta ahora es que los protagonistas de esta épica contienda recurrirán sobre todo a sus contenidos originales para ganar terreno en cada escaramuza. Disney+, por lo pronto, ya garantizó que solo estarán disponibles allí a partir de noviembre desde Avengers: Endgame hasta las 30 temporadas de Los Simpson, que acaban de entrar en el mundo Disney con un extraordinario corto en el que Bob Iger (CEO de la empresa) es una estatua ubicada en el jardín de la familia amarilla de Springfield, a simétrica distancia de otra similar con la figura de Darth Vader.
Y también se supo que el precio del abono en EE.UU. (6,99 dólares por mes y 69,99 por año) llevará a la plataforma a operar a pérdida durante los próximos dos años. Disney espera reír último en el mediano plazo, cuando imagina empezar a cosechar ganancias de los 50 millones de suscriptores que proyecta en todo el mundo para 2024. Para ese momento ya habrán pasado varias batallas y muchas otras estarán por llegar.