Lunes, 17 de Junio de 2019

El pedido "firme" del ministro Danilo Astori al Banco Mundial

UruguayEl Pais, Uruguay 17 de junio de 2019


Allí, se reunió con el vicepresidente del BM, Axel van Trotsenburg para hablar "sobre posibilidades de relacionamiento Banco Mundial-Uruguay, aun cuando la definición concreta de estrategias y proyectos estará a cargo del gobierno que asumirá en marzo de 2020", dijo el ministerio en su cuenta de Twitter


Allí, se reunió con el vicepresidente del BM, Axel van Trotsenburg para hablar "sobre posibilidades de relacionamiento Banco Mundial-Uruguay, aun cuando la definición concreta de estrategias y proyectos estará a cargo del gobierno que asumirá en marzo de 2020", dijo el ministerio en su cuenta de Twitter.
Además, "se comentaron líneas de trabajo de la Corporación Financiera Internacional (brazo para el sector privado del BM) de apoyo al sector privado, tanto empresas nacionales como internacionales con interés de invertir en Uruguay", agregó.
Por otro lado, Astori participó del Comité de Desarrollo del BM en representación de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay (ya que el país es quien tiene la "silla" en el mismo).
En su discurso ante el comité, Astori remarcó que "observamos que el volumen nominal anual de financiamiento (del BM) para la región ha disminuido considerablemente, en un 62.5% desde 2010".
"Debido a esta tendencia preocupante, y en línea con los compromisos del Paquete de Capital, en particular el compromiso de servir a todos los clientes, solicitamos firmemente que esta tendencia se revierta", afirmó.
El ministro dijo que los países que representa esperan "un papel más protagónico del Grupo del Banco Mundial como líder global al frente de las acciones de coordinación para minimizar los riesgos globales a corto plazo y maximizar el impacto de sus acciones de implementación de la agenda de desarrollo a mediano y largo plazo, incluyendo los objetivos gemelos (superación de la pobreza extrema en el mundo, y aumento de la prosperidad compartida) y los problemas globales como el cambio climático, el futuro del trabajo, el rápido envejecimiento de la población y la igualdad de género".
Astori dijo que "la región se ha visto afectada recientemente por nuevos desequilibrios macroeconómicos, problemas de gobernabilidad, desastres naturales más frecuentes y severos, y una migración intrarregional sin precedentes, que desafían la sostenibilidad del progreso económico y social alcanzado de los últimos años".