Sábado, 20 de Abril de 2019

Los chilenos podrán convertirse en naturalistas a fines de este mes

ChileEl Mercurio, Chile 20 de abril de 2019

Por primera vez, dos ciudades del país -Santiago y Concepción- serán parte del certamen mundial que busca contabilizar la mayor cantidad de especies de flora y fauna a través de una aplicación.

Estar atentos a los pájaros, insectos, reptiles y otros animales silvestres. Hacerle fotos a los hongos, helechos, flores y todo lo que crezca en los suelos de Santiago y Concepción es la invitación que tienen todos los habitantes de estas ciudades para fines de abril.
Desde el 26 al 29 de abril, Chile se sumará por primera vez al Desafío Naturalista Urbano, una iniciativa que nació en 2016 como una competencia entre el equipo de ciencia ciudadana de la Academia de Ciencias de San Francisco y el Museo de Historia Natural de Los Angeles (Estados Unidos), y que con el tiempo se volvió global.
La idea es que durante esos días, las personas en esas ciudades suban todos sus hallazgos a la aplicación iNaturalist (Android e iOS). El año pasado participaron 17 mil personas de 68 ciudades del planeta.
Para todos
"En estos días, las personas podrán ser naturalistas, como Darwin o Claudio Gay, que estaban en contacto directo con la naturaleza, observándola y, en este caso, descubriendo lo que los rodea", dice el doctor Erasmo Macaya, del Departamento de Oceanografía de la U. de Concepción, y el encargado de organizar el proyecto en el gran Concepción (Talcahuano, San Pedro, Hualpén y Chiguayante también están incluidos en el desafío).
"Acá puede participar desde el que tiene desconocimiento total de un ave, por ejemplo, hasta el experto. Ese es el juego. Ambos se complementan en esta aplicación. Además, la aplicación es intuitiva y como maneja muchos datos y usa inteligencia artificial, si sacas la imagen de un ave en un punto determinado, lo más probable es que te dé opciones, y así es más fácil identificarla", explica Sebastián Escobar, director ejecutivo de Ciencia Ciudadana, fundación que junto al Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad UC y a la Corporación Neguén, son los organizadores de la actividad en Santiago.
Para Macaya, una de las posibilidades es que, como habrá mucha gente observando, es probable que aparezcan especies que no se conocían en una determinada zona. "Además, con el cambio climático, puede que se estén desplazando algunas especies y se puede reportar algo en ese sentido".
Del 30 de abril al 5 de mayo será la etapa de identificación. "Ahí los entomólogos, por ejemplo, pueden ayudar a identificar las especies", agrega Escobar.
La iniciativa busca, por un lado, robustecer los datos de las distintas especies y su ubicación en los continentes. "También sirve como divulgación, cultura y educación científica. Puedes usar esta plataforma para hacer participar a estudiantes, a gente de la tercera edad, a quien quieras".
Por otro lado, permite conocer las especies que conviven en las ciudades y sus alrededores, "y eso ayuda a la conservación", dice Macaya.
La ciudad que registre más especies será la ganadora del concurso. "Pero ya por participar, ganas. Imagínate que aparezca una especie extinta o una especie nueva... Hay muchas cosas que pueden ocurrir en estos tres días", dice Escobar.