Domingo, 21 de Julio de 2019

Conflicto minero y corrupción causan una fuerte caída en el apoyo al Presidente peruano

ChileEl Mercurio, Chile 21 de julio de 2019

Martín Vizcarra perdió 12 puntos porcentuales de respaldo en marzo y llegó a su nivel más bajo desde julio.

La economía del país es sólida -creció 4,4% el año pasado- y el gobierno acaba de dar el primer paso para terminar con el conflicto minero que ha tenido en vilo a Perú en las últimas semanas, pero la ciudadanía no está satisfecha con el Presidente Martín Vizcarra.
El último sondeo Ipsos, publicado ayer por El Comercio, revela que la aprobación al mandatario cayó 12 puntos en marzo y llega a 44%, su menor nivel desde julio del año pasado. Su respaldo ha ido a la baja desde diciembre, cuando llegó a su tope de 66%, una cifra inusualmente alta para un Presidente peruano.
La desaprobación, en tanto, subió a 45%, 14 puntos porcentuales más que en marzo.
La baja, asegura El Comercio, está relacionada con el agotamiento del discurso anticorrupción y, especialmente, el conflicto en la minera de Las Bambas (sur), cuyos pobladores cortaron el acceso vehicular al recinto por más de 60 días. El 21% de los encuestados dijo que le preocupa el "mal manejo de los conflictos sociales" del Presidente.
Presionado por las protestas, el gobierno logró llegar a un acuerdo con los manifestantes y la minera china MMG, que pone fin, al menos por ahora, al conflicto. Perú es el segundo mayor productor mundial de cobre y Las Bambas, que comenzó a operar en el 2015, produce unas 400.000 toneladas del mineral al año o el 2% a nivel global.
La encuesta de ayer -que tiene un margen de error de 2,81 puntos- se efectuó cuando el problema aún no estaba resuelto, pero según Alfredo Torres, presidente ejecutivo de Ipsos Perú, es poco probable que su desenlace cambie de golpe la caída en la aprobación.
Para Torres lo que sí permitirá el acuerdo es "que el gobierno cambie su agenda", se centre en los temas que más preocupan a los peruanos, "corrupción y economía", y en "obtener victorias rápidas en cada uno de ellos".
El otro factor que movió la balanza del sondeo es el discurso del combate contra la corrupción, que ha sido una de las banderas de lucha de Vizcarra desde que llegó al gobierno en marzo del año pasado. El actual mandatario asumió tras la renuncia a la Presidencia de Pedro Pablo Kuczynski, salpicado por el caso de aportes electorales ilícitos de la constructora brasileña Odebrecht. Y justamente es este, el aspecto que más divide a los peruanos sobre el gobernante.
El 43% de los encuestados dijo que la campaña anticorrupción del gobierno es la principal razón por la que aprueban a Vizcarra, mientras que el 48% dijo que lo desaprueba porque "hay corrupción en su gobierno" o porque no lucha contra ella. Aunque el gobierno presentó varios proyectos de ley para iniciar una reforma política, no ha conseguido que el Congreso apruebe los cambios, que -según el Presidente- ayudarán a impedir las malas prácticas.
Ese ha sido un problema reiterado para Vizcarra. En julio de 2018 se destapó una red de tráfico de influencias en el Poder Judicial, lo que coincidió con el nivel más bajo de respaldo que ha tenido su gobierno (35%).
"Podría decirse que estamos 'volviendo a la normalidad'. Los presidentes en Perú suelen gobernar con alrededor de 30% de aprobación y Vizcarra sigue sobre 40%", dijo Torres a "El Mercurio".
48%
de los encuestados dijo que hay corrupción en el gobierno o que Vizcarra no hace lo suficiente para terminar con ella.