Domingo, 18 de Agosto de 2019

Farruko quiere de vuelta los $51,802

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 18 de agosto de 2019

El reguetonero Farruko, cuyo nombre de pila es Carlos Reyes Rosado, se opuso a que el Gobierno federal se quede con el dinero que le fue ocupado en abril de 2018, cuando fue arrestado en el aeropuerto de Isla Grande

El reguetonero Farruko, cuyo nombre de pila es Carlos Reyes Rosado, se opuso a que el Gobierno federal se quede con el dinero que le fue ocupado en abril de 2018, cuando fue arrestado en el aeropuerto de Isla Grande.
En una moción presentada ante el Tribunal Federal, la defensa legal del cantante de música urbana argumentó que no había razón para la confiscación de $51,802 que solicitó la fiscalía, ya que Farruko obtuvo el dinero de forma legal.
La moción del abogado Allan Rivera destaca que cuando Reyes Rosado se declaró culpable, en marzo pasado, la fiscalía "planteó que no había evidencia de que el dinero ocupado al acusado era parte de drogas, crimen o empresa ilegal o como ganancias de esa empresa".
Rivera catalogó la solicitud de la fiscalía como "irrazonable e inconstitucional".
"La violación del acusado no estaba relacionada con ninguna actividad ilegal y el dinero es parte de ganancias legales relacionadas con el sustento del acusado", sostuvo Rivera.
"El acusado Reyes Rosado no cae en la clase de personas para quien el estatuto (de la confiscación) fue diseñado principalmente, a saber traficantes de droga, terroristas, lavadores de dinero, estafadores, evasores contributivos o criminales similares", agregó.
Farruko fue arrestado en el aeropuerto de Isla Grande cuando regresaba de República Dominicana, donde había realizado una presentación artística.
En aquel momento, llenó documentos indicando a las autoridades federales que no cargaba con más de $10,000, lo que reiteró al ser entrevistado por un agente federal.
Pero los agentes de Patrulla Fronteriza encontraron los $51,802 en sus maletas.
Según la moción del abogado, ese fue el dinero que le pagaron como parte del contrato por su presentación en Dominicana, que ascendía a $70,000.
De ese total, según Rivera, le habían adelantado cerca de $20,000 y el resto se lo pagaron cuando subió a la tarima para el evento, como se acostumbra en ese tipo de contratos.
De manera que el abogado se opuso a la caracterización de la fiscalía de que los $51,802 son el "cuerpo del delito", pues el cargo criminal no fue la forma en que se generó el dinero, sino que falló en notificarlo.
Por su parte, la Fiscalía federal señaló que en el pliego acusatorio al que Farruko se declaró culpable incluía una alegación de confiscación por esa cantidad, por "contrabando" de dinero en efectivo" en violación al Estatuto de Dinero en Efectivo Voluminoso.
Como parte de su argumento, la fiscalía citó extractos de ese mismo estatuto, que establece que "el tribunal, al imponer sentencia… ordenará que el acusado entregue a (el gobierno de) Estados Unidos cualquier propiedad, real o personal, involucrada en la ofensa…"
"El Congreso ha encontrado que el contrabando de paquetes de dinero en efectivo es la forma preferida de los traficantes de drogas, lavadores de dinero y evasores contributivos", indicó la moción de la fiscalía federal.
"Debido a que el contrabando de paquetes de dinero en efectivo es una ofensa en sí mismo, el dinero en efectivo puede ser confiscado como el cuerpo del delito de la ofensa de contrabando", afirmó.
La moción de la fiscalía surgió a petición del juez federal Gustavo Gelpí, quien está a cargo del caso. Este fijó para el 13 de junio la fecha para dictar sentencia, después de que el intérprete se declarara culpable sin un acuerdo con la fiscalía.