Lunes, 22 de Julio de 2019

Jóvenes son los únicos que redujeron su morosidad en 2018

PerúEl Comercio, Perú 22 de julio de 2019

Hace tres años, los menores de 25 años eran el grupo más moroso, según SBS.

En el 2015, la tasa de morosidad de los jóvenes de entre 18 y 24 años era de 4,4%, la más alta entre los diferentes grupos de edad en el país. Sin embargo, al cierre del 2018, estos jóvenes registraron una tasa de morosidad de 4,2% y fueron el único grupo que la redujo en el año, según data reportada por la SBS.





Esta mejora se explica por la optimización de la tecnología usada por los bancos para medir la calificación crediticia de los clientes, comentó Mariela Zaldívar, superintendente adjunta de Conducta de Mercado e Inclusión Financiera de la SBS.





?Ahora, con el uso de tecnología, se pueden analizar grandes datas y realizar mejores evaluaciones?, añadió.





En esa línea, Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos de Asbanc, indicó que constantemente los bancos ?vienen invirtiendo en nuevas tecnologías? para ajustar sus metodologías hacia la capacidad de pago real de las personas.





Además, la mora de los más jóvenes seguiría controlándose, mientras el empleo formal y el ingreso sigan creciendo, manifestó Morisaki.





De otro lado, las personas entre 25 y 39 años pasaron de una tasa de morosidad de 4,2% a 4,4% en tres años; mientras que los de 40 a 59 años elevaron sus créditos atrasados de 4% en el 2015 a 4,6% al 2018. La tasa de morosidad en los mayores de 50 años pasó de 3,4% a 4,2%.





?Por regiones?





La región noreste (Loreto) cuenta con la más baja penetración de créditos para los jóvenes menores de 25 años. Zaldívar señaló que en esta región apenas cinco de cada 100 de estos individuos tiene un crédito. En cambio, el porcentaje de estos jóvenes con deudas es el más alto en la región suroeste, donde uno de cada cuatro tiene algún crédito.





En Lima, casi dos de cada diez jóvenes tiene alguna deuda. En contraste, la penetración de los créditos en los demás adultos es uno de uno por cada dos.