Domingo, 26 de Mayo de 2019

Estas son las estrategias más efectivas para reducir el riesgo de sufrir demencia

ChileEl Mercurio, Chile 25 de mayo de 2019

Seguir una dieta mediterránea, hacer ejercicio aeróbico y cuidar la salud cardiovascular son algunos factores que protegen al cerebro, según la ciencia.

El número de personas que sufre demencia en el mundo se triplicará para 2050, principalmente debido a la enfermedad de Alzheimer, según indicó ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Se trata de un mal para el cual no existe cura, por lo que la prevención se vuelve un factor clave.
En este contexto, la OMS lanzó ayer su primera guía de recomendaciones para reducir el riesgo de deterioro cognitivo y demencia. Esta sugiere que adoptar un estilo de vida saludable es la llave, y cuanto antes se haga, mejor. A continuación, las principales las directrices.
1 Ejercitarse
De acuerdo con la nueva guía, los mayores de 65 años deben realizar a la semana, al menos, 150 minutos de actividad física de intensidad moderada para evitar el deterioro cognitivo.
"La mayor parte de la evidencia actual sugiere que la actividad aeróbica juega un papel clave", dice a "El Mercurio" Neerja Chowdhary, doctora del departamento de salud mental de la OMS, quien trabajó en el informe.
Esto significa que actividades como andar en bicicleta, caminar o bailar pueden ayudar, explica.
2 No fumar
La experta también recalcó que no fumar es una de las estrategias que más evidencia acumula.
"Esto implica que todas las personas deberían acatarla", dice.
La neuróloga Andrea Slachevsky, experta en demencia e investigadora del Instituto Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile, explica que la principal relación entre fumar y la demencia tiene que ver con el daño vascular que causa el cigarrillo. "Esto puede generar microinfartos, algo que a su vez puede producir daño cerebral", señala.
3 Limitar el alcohol
"Existe una amplia evidencia sobre el consumo excesivo de alcohol como factor de riesgo de demencia", se lee en el reporte, el cual recomienda evitar el consumo nocivo de esta sustancia. El geriatra Gerardo Fasce, miembro del programa de alzhéimer y memoria de la Clínica Las Condes, explica que la ingesta moderada corresponde a dos copas de vino diarias para los hombres y una para las mujeres.
"Más de allí estaríamos hablando de consumo excesivo", dice el médico. Si bien la relación entre el alcohol y la demencia no está clara, advierte, se puede cree que esta sustancia limita la capacidad del organismo para absorber vitaminas que son importantes para el cerebro.
4 P escados y verduras
Las nuevas pautas recomiendan una dieta mediterránea, basada en un alto consumo de pescado, frutas y verduras, y bajo en carnes rojas y alimentos procesados.
"Muchos nutrientes de esta dieta, como el Omega 3 del pescado, han demostrado (tener) un efecto protector para múltiples enfermedades", dice Fasce. "Aunque no está claro todavía el porqué, los estudios dan la impresión de que pudiera haber un efecto protector para el cerebro que es propio de esta alimentación", añade.
5 Mantener el cerebro activo
Mover el cuerpo no basta. También hay que ejercitar la mente. De acuerdo con el informe, algunos estudios sugieren que las actividades cuyo objetivo es desafiar al cerebro, como los crucigramas o algunos juegos de computadora, podrían ser beneficiosos.
"Las investigaciones han demostrado que el aumento de la actividad cognitiva puede estimular o aumentar la reserva cognitiva, lo cual tiene un efecto amortiguador frente a la demencia", se lee en la guía.
6 Socializar
Según el informe, no hay pruebas de que mantenerse rodeado de amigos disminuya el riesgo de sufrir demencia de forma directa. Sin embargo, este indica que sí existe evidencia de sus beneficios para el bienestar y la salud general, con lo cual pueden bajar las probabilidades de desarrollar problemas cerebrales.
7 Tener un peso saludable
De la mano de una buena dieta, la OMS recomienda mantener a raya los kilos demás.
"Si bien la evidencia sugiere que el sobrepeso en adultos mayores podría ser un factor protector en términos de mortalidad general, también se ha establecido un vínculo entre el exceso de grasa corporal y el deterioro cognitivo", explica el informe.
8 Cuidar el corazón
Mantener niveles saludables de presión arterial y colesterol, así como controlar la diabetes también reduce los riesgos, según la nueva guía.
La razón es que las demencias tienen dentro de sus causas las alteraciones vasculares, las cuales pueden producirse por estos tres factores y van generando daño en los vasos sanguíneos. Esto a su vez favorece a la destrucción neuronal, según señala el doctor Fasce.
Con él concuerda Slachevsky: "Hoy se sabe que todos los factores de riesgo cardiovascular son un factor de demencia".
"Estamos aprendiendo que lo que es bueno para el corazón también es bueno para el cerebro y viceversa", puntualiza la doctora.