Martes, 23 de Julio de 2019

Mon Laferte fascina a sus fans en el Auditorio Nacional

MéxicoEl Universal, México 22 de julio de 2019

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 16 (EL UNIVERSAL)

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 16 (EL UNIVERSAL).- Desde afuera podría parecer el lienzo de una escena de película, durante una velada de fiesta y romántica.

Mon Laferte mostraba movimientos histriónicos, con vestido rosado corto y pasos medidos para subir a la pequeña tarima donde estaban sus siete músicos, traje oscuro, zapatos claros.

Y como fondo, el escarlata de cortinas que caen hasta el suelo.

La chilena se contoneaba marcando sus brazos que portan inicialmente guantes blancos y peluche rosa a la altura del codo, para acabar sentada en el suelo con "Ronroneo".

Y varias veces previas, se sentaba en los escalones con las piernas cruzadas o estiradas, mirando continuamente al suelo mientras interpreta.

"Buenas noches, cómo están", dijo durante su primer diálogo con el público asistente al Auditorio Nacional.

"¡Sé lo que cuesta comprar un boleto y la mercancía oficial y pirata!, ¡gracias por estar aquí!", agregó.

Mon Laferte domina el escenario no solo como cantante, sino convenciendo al público de que ella está al pendiente de quienes la han elevado a vender más de medio millón de álbumes y ser nominada al Grammy.

Así que presentó "Bonita" como una canción que le pidieron a través de redes sociales. Y el "¡ah!" del público asistente al Auditorio Nacional fue la respuesta.

"¡Si se me olvida la letra me ayudan a cantarla!", dijo.

Y lo reconfirmó cuando subió al primer piso del inmueble y en medio de fans que sacan el celular, interpretó "Cielito de abril". Eso sí, sin equipo de seguridad, pues el de producción se los impide aduciendo que ellos pueden controlarlos si pasa algo.

Si el público ya estaba emocionado, el grito se prolongó al aparecer como invitada Natalia Lafourcade para interpretar "La trenza", canción inspirada en la abuela de Mon, quien tocó con guitarra acústico.

Laferte bailó, saltó, se divirtió con sus músicos quienes le seguían los pasos. Hasta que ella misma, "se cansó".

"¡Basta de desmadre, este es un concierto serio!", exclamó, sin que nadie le creyera.

Antes que ser conocida en México como cantante, en 2007 llegó a salas la cinta andina "Rojo", que protagonizaba la hoy artista internacional.

"Ella llegará a espacios que nadie se imagina", decía el director Nicolás Acuña en plena promoción del filme, una comedia musical basada en el programa de buscatalentos donde inició Laferte.

Y tuvo razón. La velada de casi dos horas, incluyendo "Antes de ti", "Cristal", "Funeral" y "Por qué me fui a enamorar de ti", lo respaldó.