Domingo, 25 de Agosto de 2019

Las opciones de Huawei para superar el conflicto

PerúEl Comercio, Perú 25 de agosto de 2019

Tres probables escenarios

La pugna entre Estados Unidos y Huawei se encuentra en una primera etapa, donde los contrincantes se presionan para saber hasta dónde van a aguantar. No obstante, la cantidad de empresas que siguen anunciando que acatarán la prohibición del gobierno para hacer negocios con China continúa en aumento. ¿Qué opciones tiene para seguir a flote?





El año pasado, EE.UU. prohibió hacer negocios por siete años con la fabricante china ZTE. La solución fue cumplir algunos requerimientos del Gobierno Estadounidense (como desvincularse de ciertos empleados), pero ZTE no cumplió.





Para volver a hacer negocios (y no caer en bancarrota), la empresa pagó una multa de US$1.000 millones, además de US$400 millones más de fideicomiso por si había incumplimientos en el futuro. ¿Estará Huawei dispuesta a dar su brazo a torcer y ceder a las presiones de EE.UU.? Es muy difícil.





Versiones especiales





La decisión de Google de no seguir haciendo negocios con Huawei desde agosto próximo obligará a la firma china a replantear su estrategia. Eso incluye decidir qué alternativas de software ofrecerá a los usuarios de sus siguientes dispositivos.





Una es ofrecer usar una versión de Android básica y sin acceso a los servicios de Google o a la tienda de aplicaciones Google Play Store. No es una locura. Huawei tiene experiencia, pues así trabaja con sus usuarios en China.





Y aunque el propio Richard Yu, director general de la división de productos de consumo de Huawei, indicó que preferirían seguir trabajando de cerca con Google y Microsoft, tienen un plan B: usar HongMeng, su propio sistema operativo móvil.





La idea es que HongMeng reemplace progresivamente a Android en sus futuros dispositivos.





El escollo más difícil sería el de las apps. Huawei podría optar por aliarse con alguna tienda de aplicaciones independiente que ya funciona o adecuar su tienda actual (App Gallery) a las necesidades globales. ¿Pero sus fanáticos estarían dispuestos a renunciar a los servicios de Google? La clave estaría en ofrecer algo mejor.





Más presión





Intel y Qualcomm le siguieron los pasos a Google, acatando la orden gubernamental. Ambas proveían de procesadores para las laptops y algunos smartphones de Huawei. Esta carencia la podría solucionar usando Kirin, su propio procesador. Pero el problema se agravó.





ARM, que diseña los procesadores de la empresa china, acaba de anunciar que acatará la orden de Trump.





Aunque el panorama para Huawei parece más complejo, aún estamos en los primeros rounds. Hay que esperar a ver quién llega en mejor estado.





27,6%





de teléfonos inteligentes en el Perú son de la marca Huawei, según los datos de Dominio Consultores.