Domingo, 16 de Junio de 2019

Revive el "Obituario puertorriqueño"

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 15 de junio de 2019

Los nombres Juan, Miguel, Milagros, Olga y Manuel aparecen escritos en varias sillas plegables ubicadas en el patio interior del Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico (MAC), como si estuvieran reservadas

Los nombres Juan, Miguel, Milagros, Olga y Manuel aparecen escritos en varias sillas plegables ubicadas en el patio interior del Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico (MAC), como si estuvieran reservadas. No hay apellidos escritos, solo esos nombres comunes, familiares.
Juan, Miguel, Milagros, Olga y Manuel, ¿cuántos puede haber? ¿Cuántos compartiendo una misma historia sin saberlo? ¿Cuántos esperando a ocupar una silla vacía?
Hace cinco décadas el poeta y performero nuyorican Pedro Pietri utilizó estos nombres de fácil familiaridad boricua para enmarcar su poema "Puerto Rican Obituary", donde escribió sobre las bregas de esos puertorriqueños que se fueron a Estados Unidos y "trabajaron y trabajaron".
Releer el poema de Pietri en el Puerto Rico actual resulta profético. Contenidos en ese "Obituario puertorriqueño", están las falsas promesas, las esperanzas deshechas, la suerte que no llega, el milagro que se deshace, la esclava obediencia, los sueños vacíos, la belleza de lo ordinario, el poder de reconocerse y la lucha que nos une sin importar si eres boricua "de aquí o de allá".
Consciente de la pertinencia de este trabajo, la teatrera puertorriqueña Rosa Luisa Márquez desarrolló la pieza multidisciplinaria "Puerto Rican Obituary/Obituario puertorriqueño", que surgió de la provocación del trabajo del fenecido poeta y dramaturgo, quien fuera uno de los fundadores del Puerto Rican Poets Café de Nueva York. Esta propuesta se presentará únicamente hoy, miércoles, a las 7:00 p.m., en el patio interior del Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico (MAC), en el marco de las actividades relacionadas a la exhibición "Retorno al hogar, Labrando" de Antonio Martorell. El artista, de hecho, formará parte de la pieza, con una intervención gráfica de la figura de Pietri que desarrollará en directo.
En esta propuesta participarán el grupo de danza Andanza, así como los bailarines/performeros Awilda Sterling y Javier Cardona. De igual forma, estarán Rafael Martínez, en la dirección musical, con la colaboración del artista Juan Fernando Morales y el percusionista Rey Santana. La pieza, como es costumbre en el trabajo de Márquez, combina de forma exquisita varias disciplinas, como la danza, el teatro, la música y las artes visuales, en un montaje lúdico que resulta profundamente conmovedor.
Desde los nombres de los protagonistas del poema inscritos con la tinta de Martorell en varias sillas plegables hasta cajas de zapatos convertidas en pequeños relicarios y unos paraguas que sirven de protección y frontera, cada detalle de la pieza es un gesto elocuente que suma al trabajo. Son, además, un eco a algunas de las piezas que presenta Martorell en su exhibición, donde aborda ese labrar que tan bien representa Pietri en su poema.
"Esta pieza es un enlace, un puente, entre la exhibición de Toño, y la petición de que yo hiciera una intervención en la exhibición. Cuando vine aquí dije ‘qué puedo hacer que pueda enlazar con la muestra’. Entonces, me di cuenta que el ‘Puerto Rican Obituary’ cumplía 50 años así que era eso o eso", explicó Rosa Luisa Márquez durante uno de los ensayos de la pieza, la cual catalogó como "un diálogo en proceso".
La directora recordó que la primera vez que participó de otra versión de la obra fue en 1972 con el grupo Anamú, bajo la dirección de Pablo Cabrera, y con la participación especial de la maestra Victoria Espinosa. Desde entonces, no había vuelto a enfrentarse al texto en un espacio escénico hasta ahora.
"Sigue siendo (una obra) vigente, creo que es más vigente ahora que entonces. Los significados del poema están super presentes. El poema todavía reverbera. Todavía trabajamos para el inglés", precisó Márquez sobre la importancia de este poema que, a su entender, retrata la desigualdad socioeconómica que siguen viviendo miles de puertorriqueños.
Márquez sostuvo que como actor y performero, Pedro Pietri, desarrolló el personaje "Reverendo Pietri", y se inventó su propia Iglesia de la Madre de los Tomates, experimentando y desafiando los límites. Esa excentricidad creativa de alguna forma está presente en esta puesta, con el trabajo de los bailarines y bailarinas de la compañía Andanza, los músicos, y los artistas Javier Cardona y Awilda Sterling, quien encarna a la señora de la suerte.
Otro elemento importante de esta puesta, según dijo Márquez, es el asunto del artista trabajando, que aquí se representará de forma contundente. "Para hacer esto hay que trabajar de la forma tradicional de trabajo y después pasamos a lo creativo. Así que hay una fusión de cómo el cuerpo se mueve en situación de trabajo cotidiano y cómo se transforma en situación de trabajo de especialidad", sostuvo la directora sobre esa forma de labrar que también se presentará en el performance.
Rosa Luisa Márquez informó que, para esta presentación especial, asistirá la viuda de Pedro Pietro, Margarita Deida. Al finalizar el performance, el público pasará a la sala Julio Rosado del Valle, también en el MAC, donde se proyectará el documental "Martorell y Homar en La Habana", de Miguel Villafañe. El filme muestra la celebración de los cincuenta años de la obra artística de Martorell, exhibida en Cuba, y el diálogo con su maestro Lorenzo Homar a cien años de su natalicio.
Sobre "Puerto Rican Obituary"
El poema "Puerto Rican Obituary" fue escrito por Pedro Pietri en 1969. Ese mismo año el poeta y performero nacido en Ponce y criado en Nueva York, declamó por primera vez su texto durante una actividad de los Young Lords, organización política de derechos civiles conformada principalmente por puertorriqueños y latinos.
El evento se llevó a cabo en la Primera Iglesia Hispana Metodista Unida, ubicada en el Barrio, la cual fue ocupada por los Young Lords y rebautizada como la Iglesia del Pueblo. La potente y conmovedora declamación de Pietri, capturaron de inmediato a la audiencia.
El poema, que fue publicado en el semanario del Partido de los Young Lords, "Pa’lante", tuvo resonancia entre colegas poetas y adquirió una nueva carga política, como se establece en el "Guide to Pedro Pietri Papers", publicado por el Centro de Estudios Puertorriqueños.
Cinco décadas después, esta pieza sigue retumbando entre todos los puertorriqueños y puertorriqueñas que, como Juan, Miguel, Milagros, Olga y Manuel, "murieron ayer hoy y morirán otra vez mañana, siempre pobres, siempre endeudados, sin saber nunca que son gente bella, sin saber nunca la geografía de su complexión".