Viernes, 22 de Noviembre de 2019

En boca de urna

ArgentinaLa Nación, Argentina 22 de noviembre de 2019

Una broma frecuentada por estos días entre periodistas que siguen la política local observa que la Argentina es un país maravilloso: nunca faltan noticias desconcertantes con las que atraer la atención de un público ávido de novedades que le provoquen asombro

Una broma frecuentada por estos días entre periodistas que siguen la política local observa que la Argentina es un país maravilloso: nunca faltan noticias desconcertantes con las que atraer la atención de un público ávido de novedades que le provoquen asombro. (Otra, emparentada con la primera, pero un tanto descorazonadora, asegura que si uno se ausenta del país durante veinte minutos, al volver cambió todo; pero si se va veinte años, no cambió nada).
Lo cierto es que las tramas vertiginosas del cierre de disiparon cualquier rastro de letargo impuesto por las rutinas de la vida "normal".
No se puede negar que, más allá de las preferencias individuales, nos mantuvieron en "modo asombro" . Alguien podría decir "como en un parque de diversiones high tech", si no fuera porque, por lo inesperadas, las marchas y contramarchas del guion de esta historia pusieron a varios al borde del infarto (especialmente, a los protagonistas).
Y pensar que hasta ahora estamos "entre bambalinas"; la obra de verdad todavía no empieza. Más allá de los eslóganes, muchos de ellos tan generales que sería difícil disentir, queda la sensación de que algunas de las cuestiones que más importan no figuran en la agenda pública.
Más allá de "apoyar a la ciencia" (un leitmotiv anacrónico), y "garantizar el acceso a la salud", ¿qué piensan hacer y cómo cada uno de los candidatos a la presidencia? Hay muchas preguntas en el aire.
En ciencia, por ejemplo:
¿Qué parte del presupuesto nacional se destinará a la actividad científico-tecnológica?
¿Cómo se financiarán los proyectos de investigación?
¿Continuará la misma política de ingresos al Conicet?
¿Qué sectores económicos piensan impulsar y cómo planean articularlos con los centros de ciencia y tecnología nacional?
Dado que hay presiones internacionales por el desarrollo de ciertas tecnologías, ¿cómo piensan manejarlas?
¿Se restituirá el Ministerio de Ciencia y Tecnología?
¿Qué decisiones se tomarán con respecto al sector nuclear, gran parte de cuyas capacidades se encuentran paralizadas?
¿Se revitalizará el proyecto de desarrollar un lanzador argentino que había iniciado la Comisión Nacional de Actividades Espaciales? ¿Y el de satélites de comunicación?
¿Cómo se piensa promover la inversión privada en ciencia?
En salud:
Por razones de equidad y sostenibilidad, la Organización Mundial de la Salud respalda una visión basada en la atención primaria. ¿Cómo se piensa reformular nuestro sistema sanitario para cumplir con esos postulados?
¿Se mantendrá el calendario nacional de vacunación? ¿Cómo se planea asegurar su provisión?
¿Qué plan se contempla para asegurar el acceso de toda la población a los medicamentos, en especial los de alto costo? ¿Se promoverá o se desalentará la producción pública de fármacos?
La ley de salud mental aprobada en 2010 dispone la creación de dispositivos intermedios para favorecer la reintegración de los pacientes a la vida en comunidad. ¿Cómo se piensa implementar esa norma?
¿Qué papel cumplirá el Estado en la atención de patologías de prevalencia creciente, como las demencias?
¿Qué medidas se tomarán para paliar la fragmentación del sistema de salud pública?
¿Qué posición se adoptará con respecto a las distintas estrategias para el control de la epidemia de obesidad? ¿Se pondrá en marcha el etiquetado de alimentos más eficaz? ¿Y qué se hará con la venta de comestibles perjudiciales en las escuelas?
¿Estas preguntas tendrán algún tipo de respuesta antes de octubre? ¿O, como suele suceder, "lo pateamos para adelante"?.