Domingo, 21 de Julio de 2019

Se avecina una redefinición de las fuerzas legislativas

ArgentinaLa Nación, Argentina 21 de julio de 2019

El massismo podría armar un interbloque con el FPV; en el Senado el salto de Pichetto tendrá efectos

La formación de los frentes que participarán de las desencadenó una reconfiguración del mapa político en el . Los bloques de diputados y de senadores ya no serán lo que eran hasta hace menos de un mes.
De todos modos, la reunificación de algunas bancadas y la desintegración de otras no será inmediata, por una razón sencilla: las energías están puestas hoy en la campaña electoral y ninguna de las dos cámaras tiene previsto sesionar en el corto plazo, al menos hasta fines de mes.
El acontecimiento más próximo se dará el martes que viene, fecha prevista para la reunión de los senadores del Bloque Justicialista. En esa cumbre debería definirse quién reemplazará a al frente de la principal bancada de la oposición, tras la designación del senador como compañero de fórmula de Mauricio Macri.
Al margen de ese movimiento, que podría estar acompañado de una exigencia para que Pichetto ceda su lugar en el Consejo de la Magistratura, no hay plazos para la confluencia del bloque kirchnerista en el Senado con la bancada que responde a los gobernadores del PJ ni tampoco con el espacio massista en Diputados.
Si esos acercamientos se producen, lo más probable es que no se traduzcan en la formación de bloques peronistas unificados en las dos cámaras, sino en la creación de interbloques. "Hay diferencias sobre el manejo que tienen en el bloque del Frente para la Victoria (FPV)", dijo a LA NACION un integrante del Bloque Justicialista, alineado detrás de la fórmula que encabeza Alberto Fernández. "Ya están decididas todas las presidencias de comisiones, no tiene mucho sentido armar un nuevo bloque ahora", explicó ese senador.
El presidente del bloque de senadores del FPV, Marcelo Fuentes, se mostró más proclive a una confluencia, aunque advirtió que antes el Bloque Justicialista deberá definir la sucesión de Pichetto. "El hecho de incorporar senadores nunca fue un objetivo para nosotros. Pero ante la centralidad que adquirió la fórmula de Alberto y Cristina podríamos avanzar con un interbloque", dijo.
Al margen del grado de formalidad que se le dará a la confluencia, la intención es avanzar en la coordinación de posiciones y de agendas, como el kirchnerismo ya viene haciendo con los senadores Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur) y Magdalena Odarda (Frente Progresista), pese a que no se formó un interbloque. El oficialismo, por el momento, solo sumará a Pichetto.
En la Cámara de Diputados se avecinan varios realineamientos. Cambiemos mantendrá la condición de primera minoría. El bloque del FPV, que preside Agustín Rossi, empezará a coordinar acciones con las bancadas del Frente Renovador y con una porción del Bloque Justicialista. "Si vamos a estar en un mismo frente electoral, lo lógico sería que acordáramos la actividad parlamentaria", dijo a la nacion Agustín Rossi, jefe del bloque kirchnerista.
Si se sumaran todos esos espacios, los diputados alineados detrás de la fórmula del Frente de Todos rondarán los 100, a corta distancia de los 110 que controla hoy Cambiemos, con la integración de Evolución, la bancada de Martín Lousteau.
La integración con el massismo no será fácil. La presidenta de esa bancada, Graciela Camaño, anunció su respaldo a la fórmula que integran Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, por lo que deberá abandonar el Frente Renovador. El nuevo mapa de la cámara solo se consolidará a partir de diciembre.