Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Si se negocia con el FMI, Melconian y Artana no ven chances de default

ArgentinaLa Nación, Argentina 22 de noviembre de 2019

Los economistas hablaron de la preocupación por las Leliq, pero señalaron que el BCRA tiene suficientes reservas

"Hay que ser muy burros para ir a un default, pero esto es Argentolandia", dijo ayer , e inició la disertación más esperada del congreso anual del IAEF. "No hay otra alternativa que negociar con el Fondo; vamos al default si no", agregó , director de Macroviews, que complementaba el panel sobre la agenda económica. En frente, más de 100 ejecutivos de finanzas los escuchaban.
Luego de más de un mes de estabilidad cambiaria, la pregunta de la audiencia era hasta cuándo durará la tranquilidad, qué impacto tendrán las elecciones en la economía y qué posibilidades de default tiene la Argentina. En este caso señalaron que si bien el ratio deuda/PBI es alto, el próximo gobierno podrá renegociar con el FMI.
"No pidan que crezca una flor en el jardín, pero nosotros vemos un mercado cambiario bajo control hasta las PASO, por el derrumbe importador y por la entrada de dinero del campo", dijo luego Melconian, y agregó que la elección de Miguel Ángel Pichetto como compañero de fórmula del Presidente le "encantaba". "Fue una buena decisión la de Pichetto, no sé si en votos, pero parece un cambio de estilo. La mejor noticia es que viene con el paraguas de la política", comentó, en relación con la necesidad de negociar las reformas laboral y previsional en el Congreso.
Artana, por su parte, coincidió en que no cree que haya grandes sobresaltos en lo cambiario hasta las PASO, "por la abundancia de dólares de la cosecha, por el efecto de la fórmula y la mejor imagen del Gobierno en las encuestas", pero indicó que después de las primarias "es muy difícil decir que habrá cero volatilidad".
Luego proyectó un leve repunte del consumo masivo, que viene dado por "una recuperación muy modesta de los salarios y de las jubilaciones" y una baja en la inflación. "Tal vez votemos en octubre con una inflación en torno al 2%", indicó.
"El Banco Central tiene un poder de fuego de entre US$17.000 y US$18.000 millones para intervenir en el mercado. ¿Alcanza?- preguntó después Artana-. Depende. Si el Gobierno pierde por 10 puntos o más en las PASO tendremos un problema. Si miramos los agregados en pesos que tiene la economía estamos en 15 puntos del PBI, que son US$80.000 millones. Aun en los momentos de hiperinflación, nunca desapareció toda la demanda de pesos. En 2001, un tercio de los pesos que había dando vueltas se fueron. Esto equivaldría a US$25.000 millones, por lo que el Banco Central tiene suficiente reservas".
Melconian coincidió, pero señaló con preocupación la cantidad de letras de liquidez (Leliq). "El sistema bancario terminará peor que el de [Axel] Kicillof. Hay 80% de activos en Leliq. ¿Cómo se baja la Leliq? ¿Con emisión monetaria? Es un problema y no creo que lo absorba la demanda de dinero por las magnitudes. Hay que ponerse a pensar en el régimen monetario y bancario", advirtió.