Lunes, 15 de Julio de 2019

Historias que quedaron escondidas en el Mineirão

UruguayEl Pais, Uruguay 15 de julio de 2019


El estadio Governador Magalhães Pinto, Mineirão, sorprende por su prolijidad, modernidad y variedad de ofertas en sus alrededores


El estadio Governador Magalhães Pinto, Mineirão, sorprende por su prolijidad, modernidad y variedad de ofertas en sus alrededores. Desde tiendas temáticas a bares, pasando por un museo, el público puede disfrutar de una experiencia más amplia que la de asistir a un partido.
No es extraño ver adolescentes andando en skate o bicicleta a metros de la tribuna o a adultos paseando a sus mascotas. Puertas adentro, lo que impresiona es la modernidad y el tamaño.
Construido en 1965 y con capacidad para 130.000 personas, el Mineirão fue remodelado y tiene comodidades de primer nivel, pero un aforo de 62.000 personas.
La historia de este estadio está recogida en el Museo Nacional del Fútbol Brasileño, que está debajo de una de las tribunas, aunque hay alguna omisión voluntaria.
Uruguay disputó aquí tres partidos en su historia. El primero ante la selección brasileña (representada por Palmeiras) fue en 1965 y la celeste cayó 3-0. Luego volvió en 1987, en un amistoso con derrota 1-0 y el último en 2013, por Copa Confederaciones, también con caída por 2-1.
La estadística uruguaya es un reflejo del aprovechamiento que tiene Brasil en este estadio. Ha jugado 25 partidos, gano 17, empató cinco y perdió tres. Solo tres derrotas, pero una dolorosa que ni siquiera se menciona en el museo que está en el predio: el 1-7 ante Alemania en 2014.
El resultado de Uruguay de este domingo difícilmente adorne las paredes de ese museo, pero puede ser el primer paso para quedar en la historia del museo del fútbol en el Estadio Centenario.