Sábado, 19 de Octubre de 2019

Aceitada "La Makina"

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 19 de octubre de 2019

Ciertamente, el boricua José Berríos disfruta de un excelente comienzo de campaña en las Mayores

Ciertamente, el boricua José Berríos disfruta de un excelente comienzo de campaña en las Mayores. Pero el hecho va más allá de un logro personal.
Por segunda ocasión en su corta carrera en Grandes Ligas, el tirador derecho de los Twins de Minnesota presenta un récord de victorias y derrotas al que pocos lanzadores boricuas han podido llegar en sus primeras presentaciones de una temporada en la historia.
Al igual que en el 2017, Berríos ostenta marca de 8-2 en sus primeras 10 decisiones. El último que había logrado esos números (8-2) en sus primeras 10 decisiones fue John Candelaria, con los Pirates de Pittsburgh, en 1977.
Ese año, Candelaria tuvo una histórica temporada en la que concluyó con foja de 20-5.
Para ese entonces, Candelaria, nacido en Nueva York, pero de padres puertorriqueños, se convirtió en el primer boricua en arribar a las 20 victorias.
Un año después, Eduardo Figueroa pasó a los libros de historia al ganar 20 juegos y convertirse así en el primer lanzador nacido y desarrollado en la isla en lograrlo.
El cialeño concluyó la temporada de 1978 con foja de 20-9 con 2.99 de efectividad con los Yankees. En el 1977, Candelaria tenía foja de 8-2 y una efectividad de 2.06 en 91.2 entradas en esas primeras 10 decisiones.
Por su parte, Berríos, de 25 años y en su cuarta campaña en las Mayores, acumula 8-2 con 3.01 de efectividad en 89.2 entradas. Totaliza 84 ponches y ha otorgado 17 boletos gratis. En las últimas 12.2 de entradas apenas ha concedido dos carreras limpias. "Está dominando. Está haciendo un gran trabajo allá afuera. Está lanzando la bola extremadamente bien. Está combinando sus velocidades", dijo hace unos días el dirigente de los Twins, Rocco Baldelli a The Athletic.
Sin embargo, la mejor marca para un boricua en sus primeras 10 decisiones la ostenta el zurdo Rogelio "El Látigo" Moret, quien en el 1973 ganó sus primeras 10 decisiones con los Red Sox de Boston.
Moret, quien vio acortada su carrera por problemas emocionales, hilvanó una racha de 11 triunfos al hilo. Hasta ahora se mantiene como la mejor marca para un boricua en sus primeras 10 decisiones. El guayamés concluyó esa campaña con récord de 13-2 con efectividad de 3.17 Dos temporadas después, Moret tuvo foja de 8-2 en sus primeras 10 decisiones y al final registró 14-3.
Otros abridores boricuas con excelentes inicios de temporada fueron Juan "Terín" Pizarro (9-3 en el 1963 y 8-3 en el 1964);y Joel Piñero (10-3 en el 2002).