Lunes, 15 de Julio de 2019

En la isla de Zilia Sánchez

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 15 de julio de 2019

No hay manera de ser indiferente al trabajo de la artista cubana Zilia Sánchez

No hay manera de ser indiferente al trabajo de la artista cubana Zilia Sánchez. Sus lienzos tridimensionales, que estira como la piel, creando sensuales y elegantes protuberancias que se tocan y se abrazan, así como sus dibujos furiosos y sus lúdicos diseños, invitan a una mirada reflexiva que revuelve la memoria.
En su obra, que es profundamente íntima y política, se pueden encontrar gestos sutiles, poéticos, que dan cuenta del ingenio creativo de esta artista abstracta nacida en Cuba, pero quien reside en Puerto Rico desde la década del setenta.
Luego de varios años sin presentar una exhibición de su trabajo en Puerto Rico, el Museo de Arte de Ponce presenta su retrospectiva "Zilia Sánchez: Soy Isla (I An Island)", cuya apertura oficial será mañana, domingo, aunque hoy se celebrará una preapertura para socios con la presencia de la artista.
Esta exhibición, organizada por la Phillips Collection, de Washington D.C., estrenó el pasado mes de enero en dicha institución. Curada por Vesela Sretenović, curadora en jefa del Phillips Collection, la muestra cuenta con 65 obras, incluyendo pinturas, obras sobre papel, lienzos tridimensionales, piezas escultóricas, ilustraciones, bocetos y objetos efímeros organizados de manera cronológica, donde se resumen los casi 70 años de producción artística de Sánchez, desde principios de los años 50 hasta el presente.
Sretenović relató que se interesó en el trabajo de Sánchez en el 2013, luego de ver la primera exhibición en Estados Unidos de la artista, que se llevó a cabo en la galería Artists Space, en Nueva York. Hasta ese momento, desconocía de su existencia.
"Cuando vi su trabajo, me impactó. Conecté inmediatamente con su obra de una forma muy personal que todavía no puedo explicar, pero que todavía no puedo sacar de mi mente", narró Sretenović.
Desde ese momento, la curadora comenzó una serie de conversaciones con Zilia Sánchez para armar esta retrospectiva que luego de Puerto Rico se exhibirá en el Museo del Barrio de Nueva York.
El propósito de la muestra es exhibir la grandiosa obra de esta artista que, como mencionó Sretenović, es muy conocida en la isla, pero no se conocía tanto en el exterior.
"Mucha gente me pregunta por qué tomó tanto tiempo conocer sobre esta maravillosa artista, pero a veces se trata en estar en el lugar correcto en el momento indicado", precisó haciendo referencia a su presencia en aquella exhibición de Zilia en Nueva York que, recordó, fue posible gracias a varios discípulos de la artista, quien durante tres décadas fue profesora en la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico.
La curadora agregó que la personalidad introvertida de la artista, sumado a lo complejo y costoso que es transportar obras y la falta de oportunidades que hasta hace poco existía para las artistas mujeres, pudieron ser factores para que la obra de Sánchez no se haya reconocido antes en las instituciones de arte de Estados Unidos. "Esa combinación de elementos es la razón del por qué es ahora. Pero nunca es tarde y estamos felices de que sea ahora", manifestó Sretenović, quien también estuvo a cargo del catálogo de la exposición.
Helena Gómez de Córdoba, curadora asociada del MAP, por su parte, dijo que era un orgullo ser la primera institución en la isla que acoge una retrospectiva de la prolífica artista. De forma similar, se expresó la directora ejecutiva de la institución, Alejandra Peña Gutiérrez. "Para el Museo de Arte de Ponce resulta muy importante ser la institución que reconoce la increíble labor de una artista del calibre de Zilia Sánchez en Puerto Rico", sostuvo Peña Gutiérrez toda vez que destacó que recientemente la obra de la artista ha sido adquirida para formar parte de las colecciones del Museo de Arte Moderno (MoMa) y el Guggenheim, en Nueva York, entre otros.
Cabe destacar que en Puerto Rico, tanto el MAP, como el Museo de Arte de Puerto Rico, cuentan en sus colecciones con obras de la artista. De hecho, varias de las piezas de la muestra son préstamos de instituciones, como de coleccionistas privados y de la colección personal de la artista.
"Me gustaría flotar, ser libre"
Zilia Sánchez (La Habana, 1926), se formó en la Escuela de Bellas Artes de San Alejandro, de su Cuba natal. Durante esos años iniciales participó en el movimiento anti-Batista y prerrevolucionario. En la década del 60, luego de dar a conocer su trabajo en su país, recibió una beca para estudiar en Madrid en plena época de la dictadura franquista. En este tiempo visitó Francia e Italia. Tiempo después se trasladó a la ciudad de Nueva York, donde estudió la técnica del grabado y fue testigo del auge del minimalismo. En la década del 70, Zilia Sánchez se mudó a Puerto Rico, haciendo de este país su hogar. Aquí reside y mantiene su taller de trabajo, en el que sigue activa a sus 93 años.
Luego de esa travesía no hay duda del porqué la prolífica artista asegura que "Soy Isla", como se cita a la entrada de su retrospectiva. "Soy Isla... La tierra y las rocas son sólidas, pero no flotan. Me gustaría flotar y ser libre", es la bienvenida que da a su retrospectiva, donde la audiencia podrá apreciar y conocer su amplio registro artístico, incluyendo sus múltiples islas que aparecen de una forma u otra en su trabajo.
Sretenović señaló que aunque en la obra de la artista predominan los colores neutros y el diseño limpio que imperó entre los minimalistas, la propia artista rehúye de esa categoría.
"Ella dice que no es minimalista sino más bien una mulata (una mezcla). No acepta del todo esa categoría porque aunque en su obra está la estructura simple, limpia, el cuerpo humano no estaba en el minimalismo como está en su obra", precisó la curadora.
Las exploraciones que hace sobre su identidad en relación al entorno, dividido entre Cuba, Madrid, Nueva York y Puerto Rico, es otro elemento que el público podrá ver en su obra.
Esto se puede apreciar en la proyección del performance "Encuentrismo -ofrenda o retorno", de la serie "Soy Isla: Compréndelo y retírate" (2000), que sirve como metáfora de la vida y obra de la artista. No se queda fuera de esta retrospectiva su rol como diseñadora de la revista literaria "Zona de Carga y Descarga", fundada por las escritoras Rosario Ferré y Olga Nolla en la década del 70, así como fotografías de la pieza que se le comisionó para el edificio Laguna Gardens, en San Juan. La muestra cierra con un entrevista reciente a Zilia Sánchez a través de la cual sigue cautivando y provocando desde su propia isla.