Sábado, 19 de Octubre de 2019

San Luis: la provincia elige en medio de la interna entre los Rodríguez Saá

ArgentinaLa Nación, Argentina 19 de octubre de 2019

SAN LUIS

SAN LUIS.- "Yo no sé si es de verdad la pelea entre el Alberto y el Adolfo o si es una puesta en escena, pero acá estamos como si nuestros padres se estuvieran peleando", dice a LA NACION Mónica, una comerciante de 50 años que vive en la ciudad de San Luis, sobre la atmósfera que envuelve a los puntanos desde hace meses, horas antes la jornada electoral.
Es que la interna entre los hermanos Rodríguez Saá, que hoy se enfrentan en las urnas, atrajo la atención y desconcertó a muchos ciudadanos de San Luis. "Se tiraron de todo en los medios de comunicación, pero no se denunciaron en la Justicia por los hechos que ellos mismos dijeron que sucedieron. Yo creo que quisieron distraernos, pero estamos tan acostumbrados a seguirles el paso que todos nos enganchamos", dijo otra vecina de San Luis, dueña de una farmacia ubicada en el centro. Y agregó: "Es una estrategia, un juego".
Con un clima frío y tormentoso, los puntanos acudirán hoy a las urnas para elegir qué fuerza los gobernará durante los próximos cuatro años. Según los datos del Tribunal Electoral de San Luis, son 377.673 los electores que figuran en el padrón y que deberán asistir a las 234 instituciones educativas y los dos edificios municipales que se habilitaron para votar.
El actual gobernador, Alberto Rodríguez Saá -uno de los más opositores a Mauricio Macri-, busca su reelección y se enfrenta a su hermano, el senador Adolfo, y al senador Claudio Poggi, candidato de Cambiemos, ahora denominado Todos por el Cambio. Varias mediciones difundidas en los últimos días ubican a Alberto primero, seguido muy de cerca por Claudio Poggi y, en tercer lugar, Adolfo.
Los hermanos Rodríguez Saá se alternaron en el poder con un solo intervalo desde 1983. El hecho de que estén enfrentados en las urnas es inédito. Si bien los puntanos que dialogaron con este medio brindaron opiniones disímiles sobre el escenario social y político, todos coincidieron en que esta campaña estuvo marcada por la interna entre los hermanos peleándose por la gobernación. Poggi dijo, en oportunidades anteriores, que Alberto financia la campaña de Adolfo.
Poggi gobernó San Luis entre 2011 y 2015 promocionado por los Rodríguez Saá y los acompañó durante toda su carrera política, pero en 2016 tomó distancia de los hermanos y formó su propio espacio, donde confluyen dirigentes de la UCR, de Pro, de Libres del Sur y de San Luis Somos Todos.
Un dato llamativo es que su acompañante de fórmula es el actual intendente de la ciudad de San Luis, Enrique Ponce, que condujo esa ciudad por el Frente para la Victoria y ahora busca saltar a la vicepresidencia de la provincia, ubicado del otro lado de la grieta.
Las horas previas a la jornada electoral estuvieron cargadas de tensión. Desde el entorno de Adolfo Rodríguez Saá dijeron a este medio que los fiscales de mesa de Alberto sugerían que había que recurrir los votos que fueran para Adolfo. A su vez, el frente Unidos por San Luis, encabezado por Poggi, denunció que horas antes de las elecciones hubo punteros de Compromiso Federal que repartían camas, colchones, mantas y chapas en la localidad de Villa Mercedes. En un acuerdo con la provincia, el Ministerio de Seguridad de la Nación envió 900 efectivos de la Policía Federal para vigilar los comicios.
Adolfo se posicionó durante su campaña -que llevó adelante a través de las redes sociales- como una opción más moderada que el kirchnerismo, mientras que Alberto, con el sello del PJ, se acercó a la expresidenta Cristina Kirchner y manifestó su apoyo al binomio Fernández- Fernández. Poggi, por otro lado, es el candidato que apoya al gobierno nacional, aunque hizo una campaña sin mucha relación con la fuerza de Mauricio Macri. En diálogo con LA NACION, criticó el estilo de hacer política de los Rodríguez Saá y dijo que él aspira a una forma "más federal" de gobernar. Los Rodríguez Saá siempre mostraron distancia con los gobiernos nacionales.
¿A qué se deben las sospechas alrededor del conflicto entre hermanos? A principios de este año faltaron fondos del PJ provincial de una cuenta del Banco Nación, y si bien desde el partido apuntaron a Adolfo y a su esposa por ese faltante -de 14 millones de pesos-, no hubo denuncias judiciales alrededor de ese hecho. Tanto Adolfo Rodríguez Saá como Alberto fueron consultados por este medio para realizar entrevistas, pero no accedieron.
Un tema que definitivamente dividió a los hermanos Rodríguez Saá fue el debate sobre la ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE).
Hace un año, cuando se llevó adelante la votación en el Congreso, Alberto publicó un video en las redes sociales para promover la aprobación, mientras que Adolfo votó en el Senado por el no, al igual que Poggi.
El clima que se vive en la ciudad de San Luis en las horas previas a la elección no es precisamente de campaña, sino de tensión. Aunque pesan las mutuas acusaciones y reinan las especulaciones, y tanto Poggi como Adolfo Rodríguez Saá se mostraron esperanzados en ser elegidos gobernador, Alberto ya da por descontado su triunfo. Antes de medianoche se conocerán las cifras, que podrán resultar el final de un ciclo, o ratificar la continuidad.