Martes, 16 de Julio de 2019

Un ‘trono’ de $ 100 millones que es el sueño de todo ‘gamer’

ColombiaEl Tiempo, Colombia 16 de julio de 2019

LAURA CAMILA PINILLA - REDACCIÓN TECNÓSFERA@LauraCamilaPin
Una imponente máquina diseñada en forma de cola de escorpión, que sostiene tres monitores de 27 pulgadas y brinda una experiencia envolvente que promete llevar al usuario a sentirse parte del mundo del videojuego, es una de las cuevas gamers más deseadas por aficionados e, incluso, profesionales de los deportes electrónicos

LAURA CAMILA PINILLA - REDACCIÓN TECNÓSFERA@LauraCamilaPin
Una imponente máquina diseñada en forma de cola de escorpión, que sostiene tres monitores de 27 pulgadas y brinda una experiencia envolvente que promete llevar al usuario a sentirse parte del mundo del videojuego, es una de las cuevas gamers más deseadas por aficionados e, incluso, profesionales de los deportes electrónicos. Se trata de la Predator Thronos de Acer, una máquina tan sofisticada que falta a la verdad describirla como una ‘silla’. En realidad hablamos de una estructura de acero de 1,6 metros de altura que cuenta con un sistema integrado de vibración que transmite a la silla los tonos bajos y así reacciona a los impactos del juego. El armazón es ajustable y el asiento, reclinable hasta 140 grados, además de tener un diseño ergonómico con reposapiés integrado. Acer dotó su ‘trono’ de un computador Predator Orion 9000 con procesador Intel Core i9 de novena generación, una tarjeta gráfica Nvidia GeForce RTX 2080 Ti, 64 GB de memoria RAM, un disco de estado sólido (SSD) de 1 TB y un disco rígido (HDD) de 2 TB para el almacenamiento de documentos, juegos y programas. ‘Otra dimensión’ A su llegada a Colombia, la Predator Thronos, sin duda, despertará las pasiones de los aficionados a los juegos, aunque es probable que no muchos puedan comprarla. A un costo de US$ 30 mil más IVA (bastante por encima de los $ 100 millones al cambio actual), se trata de un lujo que no se vende en tiendas y se debe encargar con 4 meses de antelación. Eso no evita que gamers como Diego Lizcano, gerente de operaciones Latam del equipo colombiano Vault eSports, la describan como una de las mejores experiencias de inmersión que jamás hayan vivido. A sus 22 años, Lizcano, un profesional de los eSports que ha entregado la mayor parte de su vida a los videojuegos, probó la Thronos en un evento para expertos. "Es una experiencia única, algo que no vas a vivir en un computador convencional. Me encanta su estructura, la doble iluminación, lo imponente que se ve esa cola de escorpión. Realmente es un artículo de colección inigualable", dijo. Como los tres monitores ‘instalados en el sistema cuentan con tecnología Blue Light Shield, los usuarios pueden controlar la cantidad de luz azul que se utiliza. Eso, sumado a su tecnología flickerless (antiparpadeo), reduce el cansancio visual tras jornadas extensas de juego. "Desde el momento en que estás sentado ya estás dentro del videojuego. La vibración y los movimientos son un detalle adicional increíble que te genera una cuarta dimensión dentro del juego", comentó Lizcano. El jugador puede utilizar el mando para bajar el arco de escorpión y ponerse cómodo mientras disfruta de una vista panorámica completa. Las tres pantallas curvas producen imágenes rápidas y fluidas, a la vez que la vibración y los movimientos transmiten desde el crujido de una rama hasta el impacto de un misil. El esquema se completa con un teclado mecánico Predator Aethon 500, con retroiluminación individual RGB con 16,8 millones de colores y controles multimedia de fácil acceso. Además, un mouse Predator Cestus 510 que promete más velocidad. "Nuestro objetivo son los gamers hardcore que quieren vivir un videojuego, tener la experiencia de prácticamente estar dentro de él; es para aquellos que dedican muchas horas al tiempo de juego", indicó Liliana Rodríguez, vocera de Acer Colombia. Pero incluso si cuenta con los 100 millones, se deben cumplir condiciones para instalarla: debe quedar en una primera planta, accesible mediante una puerta de al menos un metro de ancho por dos de alto. El piso debe poder soportar los 325 kilos combinados de la estructura y el jugador, y, queda claro, no es algo que vaya a poder mover con facilidad. Si cumple todos estos requisitos (y tiene la plata), puede encargarla en la tienda de Unilago.