Lunes, 15 de Julio de 2019

Avanzan los trabajos para la nueva sala de conciertos de la Sinfónica

ChileEl Mercurio, Chile 15 de julio de 2019

Se estiman dos años más de obras para este escenario que promete excelencia acústica y 1.200 butacas, inserto en un nuevo complejo de la U. de Chile, a pasos de Plaza Baquedano. La construcción, eso sí, está indirectamente cambiando la temporada actual.

A metros de la Plaza Baquedano, la Universidad de Chile está construyendo un proyecto de gran envergadura y con múltiples dimensiones, donde la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile tendrá por fin una sala de conciertos, diseñada para ella y con altos estándares acústicos.
Con un costo de 1.800.000 UF, el complejo tendrá ocho pisos de altura, cinco subterráneos y una superficie total de 38 mil m {+2} . Doce mil m {+2} serán para el Centro de Extensión Artístico y Cultural (CEAC) de la U. de Chile, el cual administra a la Sinfónica, el Coro Sinfónico, la Camerata Vocal y el Ballet Nacional Chileno. También albergará a los institutos de Asuntos Públicos y de Estudios Internacionales, y la Dirección de Posgrados de la U. de Chile.
"Este espacio está pensado como un lugar abierto a la comunidad, y busca ser un aporte a la cultura de la ciudad, que contribuya a la democratización de los contenidos artísticos de primer nivel y otorgue mayor acceso a esta oferta. La Universidad de Chile busca promover un polo cultural y de políticas públicas, en interacción con la diversidad de museos y centros culturales de este sector de la capital", dice el rector, Ennio Vivaldi. "Por su extraordinaria calidad, que le ha valido reconocimiento nacional e internacional, la Orquesta Sinfónica debe tener una sede a la altura del elenco mismo, y por eso no hemos escatimado esfuerzos en generar, en el nuevo complejo de Vicuña Mackenna 20, la mejor sala para estos efectos", agrega el rector.
"Los trabajos ya tienen un 10% de avance; se están terminando las excavaciones y empezando a poner los radieres", cuenta Diego Matte, director del CEAC.
Al visitar las obras, hay que sumergirse unos cinco pisos para llegar al fondo de las excavaciones. Allí impactan las enormes estructuras de contención levantadas para el perímetro de este paño ubicado entre Ramón Carnicer y Vicuña Mackenna, y entre Arturo Burhle y las Torres Turri.
"Creemos que las obras estarán terminadas a inicios del segundo semestre de 2021, lo que sería maravilloso porque coincidiría con los 80 años de historia de la Sinfónica", agrega Matte.
Este proyecto nació en 2012, en la rectoría de Víctor Pérez, y hace dos años fue modificado: la sala de la Sinfónica pasó de 850 butacas a 1.200, quedando en 40 metros de largo, 26 de ancho y 15 de altura, y su escenario también creció. "Queremos poder hacer los repertorios más ambiciosos, como la Octava Sinfonía de Mahler, o 'Amériques' de Varèse, que no pudimos hacer en el Teatro Baquedano por un tema de seguridad", asegura Matte.
Asimismo, la nueva sala de conciertos se sumergió respecto de los planos originales, ganando en extensión y altura, por una decisión 100% acústica que fue tomada por Gustavo Basso y Rafael Sánchez, los ingenieros acústicos a quienes encargaron, según explica Matte, la "supervisión de cada etapa de la obra". El dúo es responsable del muy alabado sonido que lograron en la Ballena Azul de Buenos Aires. "Esta sala será un referente en Chile, porque su acústica fue diseñada para la Orquesta Sinfónica", dice Matte.
A inicios de junio, se cerró el Teatro U. de Chile (ex Baquedano) porque se debe reconstruir su muro posterior -colindante con el futuro complejo-. "El cierre tendrá una duración de cuatro meses y en octubre retornaremos al Baquedano con nuestra temporada habitual", dice Matte, y cuenta que pensaban mudar la Sinfónica al Aula Magna del Instituto Nacional, pero no lo hicieron por razones de seguridad. La orquesta está ensayando en el Teatro Novedades, y los conciertos van variando de locación. "Hemos tenido que reducirnos; algunos programas tendrán una sola función en vez de dos, y estamos reevaluando algunos conciertos. Por ejemplo, pospusimos para el próximo año el Concierto para piano de Lutoslawski porque es un estreno en Chile y merece un buen escenario", detalla Matte.
Ya ha habido cambios: Leonid Grin solo hizo un concierto la semana pasada con la Sinfónica, en CorpArtes, recinto que el CEAC arrendó nuevamente para mañana, cuando con Rodolfo Saglimbeni y el barítono Alfonso Mujica presenten "Canciones de un caminante", de Mahler, más la Quinta de Tchaikovsky. El resto está en proceso de reajuste.