Martes, 16 de Julio de 2019

Codelco afina cartas de sucesión de Nelson Pizarro y carrera se reduce a dos candidatos

ChileEl Mercurio, Chile 16 de julio de 2019

Le decisión de quién será el próximo presidente ejecutivo de la firma está en su etapa final, y la salida del líder de la Corporación se produciría en la última parte del año.

Con mucho movimiento han sido las últimas jornadas al interior de Codelco, donde se encuentran afinando los detalles de lo que será la salida del presidente ejecutivo de la estatal, Nelson Pizarro, y sobre quién será su sucesor en el cargo de la minera más grande del país.
Según cuentan conocedores del proceso, la carrera está centrada en dos competidores: el vicepresidente de operaciones norte, Álvaro Aliaga, y su símil de operaciones sur, Octavio Araneda, siendo este último quien correría con ventaja.
Incluso, durante los últimos días circuló la versión de que la estatal se habría decantado por Araneda, lo que fue descartado por uno de los miembros del directorio. Otro integrante de esta instancia explica que si bien el proceso sigue su curso, aún no ha sido acordado por la mesa de la estatal.
Ambos ejecutivos cuentan con una amplia experiencia en la industria minera. De hecho, Araneda ha desarrollado prácticamente toda su carrera en la Corporación, a la que ingresó en 1986, entrando a la división El Teniente. En esa faena llegó a ser gerente general, para luego saltar a la vicepresidencia, con un interinato en la presidencia ejecutiva de Codelco en 2014, previo a la llegada de Pizarro.
Desde la industria se valora su formación de ingeniero civil en minas, el conocimiento de la empresa, y que cuenta con "el ADN de Codelco", pero podría jugar en su contra no haberse desempeñado en ninguna otra empresa.
Aliaga, de la misma profesión, tiene más de 30 años en la industria y la mayor parte de su carrera la pasó en la faena de Los Bronces, de Anglo American (ex Disputada de Las Condes).
El ejecutivo arribó a Codelco en 2011, a la gerencia del proyecto Chuquicamata Subterránea, y luego tuvo un paso por la división El Teniente, volviendo al norte a ocupar una de las vicepresidencias. En Chuqui jugó un rol clave para destrabar la última huelga que vivió el yacimiento, donde lideró la negociación durante su etapa final.
Pizarro con licencia médica
Todo este proceso se da en medio del período de licencia médica que enfrenta el actual presidente de la Corporación.
A sus 78 años, Nelson Pizarro se sometió esta semana a una intervención quirúrgica en una de sus rodillas, por lo que estará alejado de su puesto por cuatro semanas.
Como una señal de la competencia por su puesto, el ingeniero decidió ser subrogado durante las primeras dos semanas por Álvaro Aliaga, y las dos siguientes por Octavio Araneda.
Con todo, si bien aún no existe una fecha definida, se espera que la salida definitiva de Pizarro se produzca entre septiembre y octubre. Según comenta uno de los directores de la estatal, se han ido cumpliendo los hitos asociados al proceso, que incluye la inauguración del proyecto Chuquicamata Subterránea, cuya ceremonia quedó pactada para el 14 de agosto, según dieron a conocer ayer fuentes de gobierno.
A esto se suma la confirmación de la participación del ejecutivo en un seminario en Perú que está programado para mediados de septiembre.
Consultada la firma estatal, comentaron que "actualmente contamos con el total compromiso del presidente ejecutivo -como él mismo lo ha declarado- y el de todo el equipo para seguir impulsando medidas que lleven a esta empresa a seguir aportando al desarrollo de Chile."
Citan a ejecutivos a comisión de la Cámara de DiputadosDurante la última sesión de la comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados, los miembros de la instancia acordaron oficiar e invitar a los ejecutivos de la corporación para rendir cuentas sobre el estado de avance de los proyectos estructurales, el proceso de implementación del Decreto Supremo 28 sobre fundiciones y los acuerdos alcanzados en la última negociación colectiva de Chuquicamata por parte de la empresa.
La gestión fue solicitada por los diputados Sergio Gahona y Francisco Eguiguren, pero contó con un apoyo transversal, apuntando a la poca comunicación que existe con la estatal. "Antes había un trato más amable, incluso nos invitaban a almorzar", comentó la diputada Daniela Cicardini.