Sábado, 19 de Octubre de 2019

Denuncian acoso en despidos

MéxicoEl Universal, México 19 de octubre de 2019

Kevin Ruiz CIUDAD DE MÉXICO, julio 12 (EL UNIVERSAL)

Kevin Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO, julio 12 (EL UNIVERSAL).- Violaciones a los derechos humanos y laborales fueron denunciados por al menos tres trabajadores adscritos a la Dirección de Derechos Humanos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), desde enero pasado, para orillarlos a renunciar a su puesto de trabajo.

En cada uno de los casos, los trabajadores interpusieron quejas ante la Comisión de Derechos Humanos local, en donde evidenciaron los hostigamientos a los que fueron víctimas desde el cambio de estructura en dicha área de la procuraduría capitalina.

Berenice Argüello Castañón, licenciada en Derecho con un posgrado concluido en Derecho Constitucional, quien estaba encargada de documentar los expedientes con las quejas que emite la CDHDF a la PGJ, contó a EL UNIVERSAL que desde enero comenzó a ser molestada para que dejara su puesto, el cual desempeñó durante cinco años en la dependencia.

No sólo eso, los tratos de los que fue víctima quedaron asentados en la queja CDHDF/V/121/CUAUH/19/03800, a la cual este rotativo tuvo acceso. Señaló incluso que nueve expedientes bajo su cargo con quejas interpuestas por diferentes afectados, le fueron retenidos a pesar de estar documentadas, pues le informaron que habían encontrado inconsistencias.

Argumentos que posteriormente ocuparían desde la Dirección de Derechos Humanos de la PGJ para notificarle su baja en el oficio 702/067392019 fechado el 14 de junio pasado.

De acuerdo con la afectada, desde diciembre del año pasado, el director general de derechos humanos, Carlos Alfredo Frausto Martínez, enfermero de profesión, solicitó renunciar a su puesto de estructura bajo el argumento de que "iba a entrar otro personal" a la dependencia.

En la queja interpuesta en la Comisión de Derechos Humanos se puede leer que Frausto Martínez anunció a todo su personal cambios en los horarios laborales para cubrir 12 horas de trabajo, pues: "tenemos el deber ético de trabajar en ese horario, con la finalidad de brindar un mejor servicio a la comunidad". Incluso, se les obligó a asistir a los "tequio" que organiza la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, como parte de "jornadas extra de trabajo".