Viernes, 06 de Diciembre de 2019

Depeche Mode, Daft Punk, Beatles y Damas Gratis, de campaña en la Argentina

ArgentinaLa Nación, Argentina 6 de diciembre de 2019

¿Sabrán Depeche Mode, Daft Punk y Paul McCartney que son parte de la campaña electoral argentina? Seguro que no

¿Sabrán Depeche Mode, Daft Punk y Paul McCartney que son parte de la campaña electoral argentina? Seguro que no. En las últimas semanas a todos nos llegaron videos o audios de algún candidato político con una canción conocida y la letra modificada. La música acaparó la estrategia de campaña de todos los partidos, aunque con algunas particularidades de época. El axioma del momento sería que la autoparodia resulta una virtud y que lo bizarro funciona mejor que lo solemne. Ya no se usan los jingles originales como "Que vuelvas Carlos" del cuartetero Walter Olmos. Ahora, son mashup (de elaboración profesional, aunque quieran hacerse pasar por emprendimientos caseros) diseñados para provocar la viralización, lo cual obliga a los expertos a producir de entrada un impacto fronterizo que nadie sabe con certeza si da resultado o todo lo contrario. Los encargados de la comunicación estratégica, planificación y diseño de las campañas suelen medir las reacciones de estas especies digitales, aunque no pueden acceder al íntimo impulso psicológico que promueve un like o un share en las audiencias. Siempre existe un interés irónico, el consumidor hater, que se analiza por default como positivo y no se discrimina. Así ocurre con los videítos de "Axel Kicillof gobernador" con temas de Depeche Mode (Just Can't Get Enough), Joan Jett (I'Love Rock and Roll) y el último con "All You Need is Love" de los Beatles. Todas las canciones elegidas por los expertos (que no pagan derechos, ni están autorizadas) llaman la atención, porque uno intuiría que en la vasta provincia de Buenos Aires la tradición musical abreva en otros géneros musicales más populares. Al escribir estas líneas, justo alguien me comparte otro mashup del candidato con un video y música original de los dibujitos animados Pokémon: una extravagancia de tinte psicotrópica. Algo similar ocurre con la pieza dedicada a Alberto Fernández con el tema "Get Lucky" de Daft Punk. Que el dúo tecno francés se presente siempre con cascos para ocultar sus rostros no fue un impedimento para los creativos de Fernández. Pero la pieza que se llevó la palma de oro sin duda fue "La Trilogía" de Mi Pandilla -Rey Pandora Beats dedicada al candidato Nicolás del Caño. Se trata de un trap lisérgico con imágenes en collage del candidato en distintas situaciones: "No usa tarima tiene gran tamaño (Nico del Caño) -sobre la imagen de la polémica foto con Romina Plá-; Nico del Caño no gasta la plata es Nico Tacaño -dice la letra sobre la imagen de Cristina Lagarde del FMI-". La pieza tuvo 1,5 millones de visualizaciones en YouTube y parecía una cargada al candidato hasta que él mismo la compartió en sus redes sociales agradeciendo a los emprendedores. Los mismo hizo Kicillof para dar a entender que los spots graciosos no salieron de la usina de su campaña profesional.
En el oficialismo, en cambio, mantiene más sobriedad, dada su condición de Gobierno como suele ocurrir. La "Cumbia de Vidal" sobre una música del grupo Damas Gratis inauguró la campaña con un estilo proselitista old school. En Córdoba hubo un arsenal de cuartetos alegóricos aunque no originales y, en un acto de Mauricio Macri, la canción de cierre de Ulises Bueno, "Ahora mirame" hasta provocó algún mal entendido inesperado. La creatividad de ese partido para las redes cristalizó en mashup de tono más concreto y música incidental. Sin duda, una campaña para coleccionar memes.